La vieja política nos descarriló: Samuel

Samuel García afirmó que cedió en  sus aspiraciones presidenciales para no dejar a Nuevo León en “las garras” de la vieja política, pero adelantó que contenderá dentro de siete años.

Esto apenas comienza; 2030 está muy cerca y ahí me van a tener, les vamos a ganar y ya no me van a poder bajar”, dijo en un mensaje en redes. Antes, le notificó al Congreso estatal que reasumía la gubernatura al no hacer efectiva la licencia de seis meses que solicitó para buscar la Presidencia en 2024.

Sin embargo, el Poder Legislativo estatal afirmó ayer que la licencia del emecista es válida, pues Luis Enrique Orozco ya asumió como gobernador interino. La noche del viernes, la Corte dio su aval a esta designación, hecha por los diputados locales, y un proyecto de sentencia del Tribunal Electoral federal difundido anoche iba en ese mismo sentido.

García aseguró que “el PRIAN” lo chantajeó para permitir que Javier Navarro, secretario de Gobierno estatal, quedara como encargado de despacho durante su licencia. Dijo que le pidieron la Fiscalía, la Auditoría Superior del estado, dinero del presupuesto e impunidad, a lo que no cedió y por eso lo bajaron.

Agregó que en diez días de precampaña logró sacudir al sistema, pero los dirigentes nacionales del PAN y del PRI le tuvieron miedo.

La vieja política nos descarriló. Con tan sólo visitar seis estados de la República nos consolidamos en segundo lugar, mandamos al PRIAN al tercero”.

Sostuvo que en 2024 Movimiento Ciudadano los borrará de Nuevo León. “No van a ganar un solo diputado”, indicó García.

Noticias relacionadas