Usarán más Inteligencia Artificial para escalar ciberataques

Los equipos de ciberseguridad y la población en general deberán tener cuidado este año porque el cibercrimen continuará usando herramientas de inteligencia artificial (IA) para mejorar sus campañas maliciosas.

De acuerdo con Bruno Pancica, gerente de IBM Security en México, la inteligencia artificial no cambiará al cibercrimen de forma inminente, pero sí ayudará a que escalen sus ataques.

Esto porque dicha tecnología puede hacer más fácil el desarrollo de ciertas campañas maliciosas, por ejemplo, el phishing, que sirve para que el pirata informático se haga pasar por una marca o empresa conocida y así ganar la confianza de la víctima.

Dicho método de ataque es aún más peligroso este año porque se realizarán eventos globales como los Juegos Olímpicos de París o elecciones presidenciales, momento que los ciberdelincuentes utilizan para lanzar phishing o hasta noticias falsas.

Adicionalmente, los piratas informáticos pueden utilizar ciertos modelos de inteligencia artificial para identificar víctimas potenciales y realizar una campaña maliciosa personalizada.

Hemos visto que los ciberdelincuentes están recopilando datos de miles de millones de clientes o corporaciones en estos últimos años, hoy no logran monetizar esos datos por la cantidad y que tardan en analizarlos”, destacó Pancica en conferencia.

El experto también consideró que esta tecnología provocará que, en el corto plazo, se tenga un ataque similar al Gusano de Morris, el cual fue el primer código malicioso autorreplicable. Esto significa que los ciberdelincuentes lograrán hacer un código malicioso a través de la inteligencia artificial capaz de escalar en la red y/o los dispositivos.

Sin olvidar que una gran cantidad de empresas están comenzando a utilizar la inteligencia artificial generativa, lo que los obliga a poner sus datos clave en un único repositorio y se genera un riesgo con relación a quién accede a éste.

Esto coincide con lo observado en el Cisco 2024 Data Privacy Benchmark Study, el cual encontró que una de cada cuatro organizaciones en el mundo está prohibiendo el uso de la inteligencia artificial generativa justamente por los riesgos en la privacidad y seguridad de datos.

A lo que se añade que 48% de los encuestados admitió haber introducido información no pública de la empresa en ese tipo de herramientas.

EL LADO POSITIVO
Juan Carlos Zevallos, director de IBM Security para Latinoamérica, resaltó que la inteligencia artificial también puede ser ocupada para prevenir y responder a los ciberataques.

Lo anterior porque dicha tecnología puede ayudar a reducir el tiempo de detección de un ataque, lo que es clave para limitar el impacto en las organizaciones.

Datos de IBM indican que si una empresa tarda menos de 200 días en identificar y contener un incidente, el costo promedio de la filtración se ubica en promedio en 2.1 millones de dólares, pero si pasa de esos días puede subir a 2.7 millones.

En este sentido, la inteligencia artificial generativa ha demostrado que puede reducir en 85% el tiempo de respuesta a un incidente, por lo que 84% de las empresas en el mundo priorizará la adopción de esta tecnología.

Noticias relacionadas