MC denuncia a Adrián de la Garza por presunto desvío de 400 mdp en campaña electoral de 2021

Movimiento Ciudadano presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el desvío de más de 400 mdp de fondos públicos para la campaña electoral de Adrián de la Garza rumbo a la gubernatura de Nuevo León en 2021, quien ahora es candidato a la alcaldía de Monterrey por la coalición Fuerza y Corazón por México.

Dicha denuncia fue interpuesta por Ernesto Manuel del Bosque Berlanga, Director de Control Interno e Investigación de la Contraloría Municipal, en carácter de representante del Municipio de Monterrey contra los servidores públicos, candidatos y precandidatos:

1-   Adrián Emilio de la Garza Santos, primero, en calidad de Servidor Público, como Presidente Municipal de Monterrey, Nuevo León, periodo 2019-2021.

2-   Genaro García de la Garza, en calidad de Servidor Público, como Jefe de la Oficina Ejecutiva del Presidente Municipal de Monterrey, Nuevo León.

3-   Rafael Eduardo Ramos Garza, en calidad de Servidor Público, como Secretario de Desarrollo Social del Municipio de Monterrey, Nuevo León.

4-   Jaime Delgadillo Fernández, en calidad de Servidor Público, como Director de Participación Ciudadana de la Secretaría del Ayuntamiento del Municipio de Monterrey, Nuevo León.

5-   María del Rosario Salazar Almanza, en calidad de Servidora Pública, como Supervisora de la Dirección de Participación Ciudadana de la Secretaría del Ayuntamiento del Municipio de Monterrey, Nuevo León.

6-   Francisco Fabián González Rodríguez, en su calidad de Servidor Público, como Director de Atención Ciudadana de la Secretaría del Ayuntamiento del Municipio de Monterrey, Nuevo León.

En rueda de prensa, el consultor en litigio y derecho anticorrupción, Miguel Alfonso Meza, exhibió la forma en que presuntamente operaban los involucrados, señalando el uso indebido de recursos municipales para actividades no relacionadas con el gobierno, la obtención de permisos de construcción a cambio de sobornos, la contratación de empresas de seguridad ficticias, entre otras prácticas ilícitas.

“Y hoy vamos a mostrar uno de los casos más preocupantes, por la cantidad de dinero involucrado, y por el descaro de cómo se robaron el dinero público para financiar la campaña de Adrián de la Garza a la gubernatura, pagada directamente con recursos del Municipio de Monterrey”, mencionó el consultor.

También explicó el destino de grandes sumas de dinero para la adquisición de tabletas y software, con el objetivo de mapear el municipio con fines electorales. Además, acusó que Adrián de la Garza también habría utilizado el programa llamado «Tu Alcalde Va» para distribuir las llamadas “tarjetas regias”, geles antibacteriales, juguetes y despensas, a cambio de información electoral y apoyo en las urnas.

Miguel Meza también comentó que Carlos Pacheco, a quien llamó “el gurú de las estructuras electorales”, fue contratado y fungió como pieza clave para la adquisición de tabletas y del sistema de información ciudadana utilizado en la campaña, para recabar datos de los ciudadanos y planificar estrategias para obtener votos de manera fraudulenta. Además de señalar a Rafael Ramos, Francisco Cienfuegos, Genaro García y Jaime Delgadillo como coordinadores de dicha operación.

“En total, entre estas tres cosas, se gastaron 419 mdp para financiar la campaña de Adrián de la Garza directamente todo pagado con recursos del Municipio, habría que sumarle tal vez, el financiamiento ilícito que entra en efectivo y en otras fuentes”.

“Una suma en millones de pesos, se despliega en la estructura electoral donde mil 200 habitantes fueron contratados como auxiliares y se les pagaba con la nómina del municipio, un total de 76 millones de pesos. Se le suma la adquisición de tabletas cargadas con un software para mapear el municipio y hacer un plan electoral”, indicó.

De acuerdo con la investigación presentada por el consultor, Adrián de la Garza  habría rebasado el tope de gastos de campaña por la gubernatura de Nuevo León, en 1 mil 974 por ciento y lo más grave, señaló, fue el desvío de los 419 millones de pesos, equivalentes a cuatro veces el presupuesto del DIF Monterrey.

Noticias relacionadas