Inicia el juicio de Kevin Spacey; la víctima pide 40 mdd por ‘daños y perjuicios’

Cinco años después del inicio del movimiento #MeToo, el actor Kevin Spacey comparece este jueves en un proceso civil en Nueva York, por una demanda presentada por el también actor Anthony Rapp, quien lo acusa de agresión sexual cuando tenía 14 años, en 1986.

La ex estrella de Hollywood de 63 años llegó con aspecto relajado y sonriente, vestido con un traje azul, camisa blanca y corbata alrededor de las 09H00 locales (13H00 GMT) al Tribunal Federal de Manhattan, precedido por su denunciante.

El juicio civil comenzó con la selección del jurado popular del tribunal presidido por el juez Lewis Kaplan.

Spacey puede ser condenado a daños y perjuicios significativos. Rapp le reclama 40 millones de dólares.

Pero el cargo inicial de «agresión sexual» finalmente no fue confirmado por el juez Kaplan, debido a hechos considerados prescritos y que no están abarcados por la Ley de Protección Infantil de Nueva York de 2019.

El juez imputó a Spacey el cargo de «daño a la integridad física» de Rapp, quien a raíz del abuso habría padecido «angustia emocional», según un documento judicial de junio.

Kevin Spacey Fowler, nombre completo del actor doblemente ganador del Óscar por «Los sospechosos de siempre» y «Belleza americana», ha desaparecido de las pantallas desde octubre de 2017, cuando se convirtió en uno de los primeros afectados por las denuncias del movimiento global #MeToo, surgido en Estados Unidos.

Su acusador, el estadounidense Anthony Rapp, que cumplirá 51 años a finales de octubre, ha sido protagonista de la serie «Star Trek: Discovery».

En septiembre de 2020 Rapp presentó una denuncia contra Spacey por insinuaciones y una supuesta agresión sexual en una fiesta en Manhattan en 1986. Por entonces la presunta víctima tenía apenas 14 años y el supuesto agresor el doble, 28.

– «Profundamente inapropiado» –

A finales de octubre de 2017, Rapp acusó por primera vez a Spacey con todo tipo de detalles en declaraciones al medio BuzzFeed News.

Al día siguiente, Spacey le presentó en Twitter sus «sinceras disculpas» por su «comportamiento (de hombre) borracho y profundamente inapropiado».

Luego de que la demanda presentada en 2020 ante un tribunal penal federal no prosperara, el denunciante la continúa en lo civil.

El escrito del juez Kaplan detalla que en la fiesta de 1986, «según la afirmación del señor Rapp, el señor Fowler (Kevin Spacey) lo levantó, su mano ‘frotó’ por unos segundos la prenda que cubría las nalgas del señor Rapp, luego el señor Fowler colocó al señor Rapp en una cama, boca arriba, y luego se acostó completamente vestido, breve y parcialmente al lado y encima del señor Rapp».

Después de ese evento, el adolescente abandonó rápidamente la fiesta, según la justicia.

En su declaración, 35 años después de los hechos, Rapp reconoció que no hubo «besos, desnudez, tocamientos debajo de la ropa y declaraciones o insinuaciones de carácter sexual» durante este «intercambio» que no duró más de dos minutos.

La abogada de Spacey, Jennifer Keller, escribió en un correo electrónico a la AFP esta semana que aspira a que el actor pueda «defenderse ante un jurado imparcial».

Kevin Spacey ya ha tenido problemas con la ley en Estados Unidos y Reino Unido. En Londres está siendo procesado por agresiones sexuales a tres hombres entre marzo de 2005 y abril de 2013, cuando era director de un teatro, y de las que se declaró inocente el pasado mes de julio.

Noticias relacionadas