CLAROSCUROS  

CLAROSCUROS

 

Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec: se irá AMLO y el megaproyecto no aterrizará…

 

José Luis Ortega Vidal

 

(1)

Rocío Nahle habló en Zaragoza, un municipio náhuatl veracruzano, sobre las bondades que observa en torno al Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT) y el sur de Veracruz.

El CIIT es uno de los cuatro mega proyectos de la 4T, o del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que se propusieron un avance sustancial en el desarrollo social del país bajo la égida de Primero Los Pobres.

Tal objetivo fue trazado por AMLO bajo la idea de construir cuatro megaobras que atendieran los rubros de conexión aérea: el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA); turismo y la conectividad terrestre para el transporte de carga en la península de Yucatán: el Tren Maya; rescate de la soberanía energética: la refinería Olmeca de Dos Bocas; y la conexión de México al comercio global mediante una plataforma logística alterna al Canal de Panamá: Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

(2)

Vendrán miles de empleos mediante el Corredor Interoceánico que mi gobierno impulsará y que incluye, además del comercio intercontinental -Asia-Estados Unidos-Europa-vía México- la ubicación de diez Polos de Desarrollo -Zonas Económicas Especiales- que ya se licitaron, ya se asignaron y ya se están construyendo; una muy cercana, en Texistepec, sostuvo Nahle García, entusiasta candidata a gobernar Veracruz.

Y es que sí, geográficamente, desde la salida de Zaragoza a la carretera 180 o Costera del Golfo, hasta el acceso a Texistepec, sólo unos quince kilómetros marcan la distancia.

De modo que la inversión privada de 1 mil 900 millones de pesos, con la generación de unos 2 mil empleos directos en el Polo de Desarrollo del Bienestar en Texistepec, generaría beneficios regionales incluyendo al municipio de Zaragoza.

De hecho, el conjunto empresarial ProISTMO, que puso la primera piedra del megaproyecto el pasado 28 de febrero, anunció una inversión de 14 mil millones de pesos durante los próximos cinco años, lo que se traduciría en la generación de muchos más miles de empleos.

(3)

Ahora bien, el discurso de la ingeniera Rocío Nahle García reitera un día sí y al otro también, las bondades de la 4T y de su impulsor, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se entiende.

Ocurre, empero, que en el caso del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y particularmente de los Polos de Desarrollo para el Bienestar del Istmo de Tehuantepec, a Nahle García más bien le convendría irse con cuidado o revisar en los hechos cómo va el tema.

Y es que, si bien en diciembre pasado se inauguró el Tren de Pasajeros del CIIT, para mover gente entre el puerto de Salina Cruz y Coatzacoalcos, por lo que hace a otros temas centrales no hay avances sustanciales.

Por ejemplo: no hay transporte de carga internacional entre Coatzacoalcos y Salina Cruz…

Y no puede haberlo porque en el caso de Salina Cruz, si bien se inauguró su rompeolas con más de un kilómetro y medio de extensión, no se han llevado a cabo las obras necesarias para poder recibir desde el océano pacífico los grandes buques con más de cinco mil contenedores que sean operados -vía grúas- para su traslado -mediante el tren- a Coatzacoalcos y viceversa.

(4)

Falta inversión en ambos puertos para hacerlos competitivos en ese rubro, lo mismo que contar con los elementos básicos para que el tren interoceánico pase de ser una opción turística a una ruta de carga de talla internacional.

¿Ya puede convertirse en alternativa al canal de Panamá?

No.

Ese objetivo luce demasiado lejano.

(5)

La idea de AMLO de avanzar a ese grado, está muy lejos de convertirse en una realidad porque el gobierno no cuenta con los recursos financieros necesarios y la iniciativa privada no ha sido involucrada lo suficiente.

 

(6)

El del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec será un tema a ventilarse el próximo sexenio, si así lo determinan las nuevas autoridades -a elegirse el dos de junio-.

O bien, veremos una vez más el fracaso de aprovechar el istmo de Tehuantepec como una vía de comunicación natural que apoye al desarrollo socioeconómico del sureste de México.

 

(7)

En este sexenio ya no hubo Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y en el que sigue, ya veremos…

No hay nada seguro…

(8)

Es muy importante separar el tren de carga internacional del tren de pasajeros.

Lo que se inauguró en diciembre pasado y ya funciona con viajes alternos -un día de Coatzacoalcos a Salina Cruz y al día siguiente de Salina Cruz a Coatzacoalcos- es un modesto trabajo turístico que rememora épocas pasadas y resulta bonito.

La esencia del CIIT, presentado al inicio del sexenio como el mega plan para generar hasta quinientos mil empleos durante los próximos treinta años. es un proyecto de Plataforma Logística a nivel intercontinental que demanda infraestructura con gas, electricidad, internet, tren eficaz, puertos modernos, carreteras de por lo menos ocho carriles, agua, conectividad, condiciones de seguridad, mano de obra especializada, puertos de altura para recibir barcos modelo Trans Panamá, con hasta quince mil contenedores; capital privado permanente con sumas de decenas de miles de millones de dólares, entre otros elementos.

(9)

Y no, nada de eso se aprecia.

Nada de ello existe al nivel requerido.

Apenas se aprecian algunas obras, pocos avances, buenas intenciones sexenales pero nada de peso real, en un gobierno prácticamente concluido: el de Andrés Manuel López Obrador.

(10)

¿Qué hay de los Polos de Desarrollo para el Bienestar: I y II en Coatzacoalcos; otro en San Juan Evangelista, uno más en Texistepec y uno en Salina Cruz; ya licitados y asignados como aseguró Rocío Nahle ante la gente de Zaragoza el pasado fin de semana?

Va la información: el de San Juan Evangelista quedó suspendido porque la empresa asignada -URCEDIC- renunció.

El de Texistepec -ProISTMO- contrató 50 empleados para la limpieza del monte en 100 de las más de 400 hectáreas asignadas…y hasta ahí.

En Coatzacoalcos hubo muchas reuniones con el sector empresarial local y las autoridades de todos los niveles por parte de la empresa Mota Engil -de capital portugués- pero nada en concreto hasta el momento, en materia de contratación de personal y arranque de las obras…

Mota Engil es la misma empresa ganadora del Polo de Desarrollo en Salina Cruz, donde… nada, que se sepa.

(11)

Quizá Rocío Nahle sabe algo que el resto de vecinos del sur de Veracruz no conocemos

Pero sus palabras coinciden con afirmaciones proporcionadas por gente de los gobiernos del estado y federal: todo marcha excelente; es un hecho; el mega proyecto de AMLO avanza; el sureste de México camina en pro de su rescate, etcétera…

Sin embargo, la terca realidad se impone y uno que camina por estos lares no ve nada; nada de nada; no hay coincidencia entre el discurso de la candidata y las declaraciones oficiales, de cara al tren de una vía y limitado al servicio de pasaje; las carreteras dañadas, con tramos hechos pedazos; el desempleo; la falta de inversión; el monte que se limpia y vuelve a crecer; las empresas que anuncian planes pero no invierten, no contratan a miles de sureños; los puertos que no reciben barcos gigantes desde China, tampoco de España, ni de Estados Unidos, ni sus contenedores cruzan frente a nuestros ojos…

(12)

En fin, no es que uno sea pesimista, ni le den ganas a uno de joder la paciencia…

El caso es que no hay Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y punto.

Aunque en campaña, Rocío Nahle diga lo contrario.

 

 

 

 

Noticias relacionadas