CLAROSCUROS

CLAROSCUROS 

  • Veracruz en la visión de Andrés Manuel López Obrador: del delito de ultraje, al Senado como cómplice político de un asesinato político 
  • Proceso electoral 2020-2021-2024: las muertes, los muertos y el futuro 
  • Los errores políticos de un hombre honesto cuestan vidas 

José Luis Ortega Vidal 

(1) 

El 28 de diciembre del 2019 fue detenida la agente municipal de Almagres, municipio de Sayula de Alemán, ubicado en la parte veracruzana del Istmo de Tehuantepec. 

El martes 21 de diciembre del 2021 Margarita Patricio Morales (a) “La Potra” fue liberada por órdenes de un juez. 

Tras dos años detrás de las rejas, la ciudadana y autoridad electa en el sur veracruzano recobró la libertad en un contexto particularmente complejo -en términos políticos y de seguridad- no sólo en su natal Sayula de Alemán, sino en la entidad veracruzana. 

Cuando se capturó a Margarita Patricio por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Marina y el Ejército, se le acusó de encubrimiento por receptación y robo específico en su modalidad  de custodia de vehículos con reporte de robo. 

Concretamente habían sido halladas unidades motoras en un rancho propiedad de la agente municipal sayuleña. 

Presuntamente aquellos vehículos particulares fueron robados en carreteras de la región por miembros de la asociación civil “Sé cortés con tus acciones”, cuyo representante Juan “N” o `Juan Cortés` fue detenido el pasado primero de agosto acusado por presuntos vínculos con el Cártel de Jalisco Nueva Generación. 

Sobre el destino jurídico de Juan “N” aún no hay datos concluyentes. 

Respecto a Margarita Patricio Morales un juez desestimó las pruebas en su contra presentadas por la Fiscalía de Veracruz y la dejó en libertad tras su estadía durante casi dos años en el penal Duport Ostión de Coatzacoalcos -primero- y el CEFERESO femenil 16 de Cuernavaca, Morelos -posteriormente-. 

En contra suya fue aplicado el proceso penal 415/2019. 

(2) 

El proceso electoral 2020-2021 vivió -en los municipios del istmo de Tehuantepec, por el lado veracruzano- condiciones particulares de violencia y choques de grupos de poder presuntamente ligados al crimen organizado, entre sí y contra el Estado. 

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez ha realizado múltiples afirmaciones que confirman esta visión. 

Una de ellas parte de la detención de Jovani “N” (a) `El vani”, durante el pasado mes de agosto en la ciudad de México, por presuntos nexos con el narcotráfico. 

El jefe del ejecutivo veracruzano ubicó a esta persona como generador de violencia en los municipios de Sayula de Alemán y Jesús Carranza, durante el proceso electoral que condujo a las elecciones del pasado seis de junio. 

“El vani” habría apoyado la candidatura de Pasiano Rueda Canseco a la alcaldía de Jesús Carranza por el Partido del Trabajo (PT), lo mismo que a Fredy Ayala, alcalde de Sayula de Alemán con licencia y aspirante a diputado federal por el distrito XIV con cabecera en Minatitlán por la alianza PRD/PAN/PRI, de la cual resultó derrotado por la abanderada por MORENA, Rosalba Valencia Cruz. 

La noche del miércoles 22 de diciembre -por cierto- Fredy Ayala apareció en el 4to Informe de Labores del Ayuntamiento sayuleño. 

Su suplente, Flavio Adán Muñoz, rindió cuentas al pueblo de Sayula de Alemán luego de haberse hecho cargo de la alcaldía desde marzo del 2021, tras la solicitud de licencia de Ayala González en su búsqueda de una curul en el Congreso de la Unión. 

En breve entrevista, Fredy Ayala ubicó los señalamientos en su contra en el terreno de la lucha política; negó tener algún problema con la ley lo cual -sostuvo- se demuestra con su presencia en el referido evento público y en sus viajes constantes a Acayucan, Xalapa y otros destinos veracruzanos a lo largo de los últimos meses. 

No volví a la alcaldía porque “somos un equipo político y respeto el relevo de Flavio” -su relevo- comentó. 

Con el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez hubo y hay una relación de respeto, afirmó Fredy Ayala, sin entrar en detalles sobre los señalamientos del gobernador en torno a sus presuntas relaciones con el preso “La vani”. 

Así es la política insistiría el entrevistado sin más preguntas, ni comentarios de su parte al respecto. 

Ahora bien, mientras Fredy Ayala se encuentra libre y acude a eventos políticos públicos, Pasiano Rueda Canseco se encuentra preso desde el pasado treinta de octubre. 

Lo detuvieron elementos de la policía ministerial en cumplimiento de una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en los hechos violentos del 19 de junio frente al OPLE de Jesús Carranza, donde hubo disparos al aire y enfrentamiento de civiles frente a la presencia de policías de seguridad pública. 

Los guardias acudieron para trasladar los paquetes electorales hacia el OPLE estatal, en Xalapa, pero el material fue quemado. 

A Pasiano Rueda Canseco lo capturaron también por la presunta comisión del delito de Ultraje a la Autoridad. 

Misma acusación por la cual la SSP detuvo y puso a disposición de la Fiscalía a seis jóvenes veracruzanos, alrededor de cuatro meses atrás. 

Fueron detenidos Manuel “N”, Luis Francisco “N”, Brian Alberto “N”, Juvencio “N”, Lorenzo “N” y José Leonardo “N” en la Plaza El Tejar de la colonia Tatahuicapan, frente a la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA), en la capital veracruzana. 

El pasado 18 de diciembre los seis jóvenes fueron liberados por órdenes de la jueza Saray Sosa Moreno, quien hizo efectivo el amparo de una autoridad jurisdiccional federal, otorgado al considerarse que la Fiscalía General del Estado (FGE) no aportó pruebas suficientes para relacionarlos con el delito de Ultraje a la Autoridad. 

El Senador Ricardo Monreal encabezó la defensa mediática y tomó parte de la lucha legal en la búsqueda de liberar a los muchachos. 

Hay, de entrada, puntos comunes entre tres de las historias narradas en lo que va de este texto: 

a)     Los muchachos defendidos por Ricardo Monreal y la agente municipal de Almagres, Margarita Patricio Morales, fueron puestos en libertad por la falta de pruebas suficientes entregadas por la Fiscalía de Veracruz al Poder Judicial en los expedientes abiertos en su contra. 

En términos de técnica jurídica, los fiscales encarcelaron a inocentes o pudieron haber acusado a responsables en la comisión de los delitos señalados pero no fueron capaces de solventar sus señalamientos y, de nueva cuenta, violaron derechos humanos de ciudadanos así como el principio legal de la presunción de inocencia. 

En el caso de la agente municipal de Almagres hay un exceso evidente por parte de la autoridad al haber mantenido presa a una mujer durante casi dos años para finalmente decirle: váyase a casa porque no hay pruebas suficientes en contra suya. 

Por el lado de los seis muchachos capturados en la plaza El Tejar de Xalapa, hay un contexto de errores garrafales no sólo por la existencia de una acusación sin el debido sustento de pruebas, sino por la politización a grado extremo de un tema de seguridad pública. 

Ocurrieron, en ambos casos, acciones torpes de parte de la Fiscalía Veracruzana. 

Y estamos, en el caso de la detención y posterior liberación de la agente municipal de Almagres, en Sayula de Alemán, ante un caso con conexiones graves, riesgosas, peligrosas para el gobierno y la sociedad; pues los vehículos robados estuvieron ahí en el rancho de la agente municipal al margen de que dicha ciudadana haya sido hallada inocente sobre la ubicación de tales unidades dentro de su propiedad. 

En esta historia la autoridad procuradora de justicia se ve envuelta en hechos relacionados con un contexto político donde el ejecutivo -del cual es independiente- lucha contra rivales políticos de índole diversa -en algunos casos facinerosos y en otros no-. 

Este asunto nos remite a un proceso electoral (2020-2021), así como un contexto de obligada lucha del Estado contra el crimen organizado tanto en el orden federal como en el estatal, finalmente entrelazados. 

Nadie puede estar contra la lucha del Estado ante bandas empeñadas en imponer la violencia y llevar sus propósitos al terrible grado de imponer o impulsar candidaturas a cargos públicos, como ocurrió en municipios del istmo veracruzano durante el proceso electoral 2020-2021. 

Empero, realizar acciones oficiales violatorias del estado de Derecho constituye errores de fondo cuyas consecuencias pueden ser peores a los hechos, coyunturas, circunstancias y grupos delincuenciales a los cuales se enfrenta. 

No se puede pugnar por la imposición de la ley a través de la violación de la ley y hay múltiples ejemplos de que tal situación está ocurriendo en el Veracruz de hoy. 

Aquí, hemos narrado apenas unos ejemplos pero hay docenas de ellos: lamentablemente. 

b)     Hay más: a los muchachos detenidos en Xalapa y a Pasiano Rueda Canseco los acusaron de Ultraje a la Autoridad, un delito proscrito en otras entidades del país por ser violatorio del estado de Derecho. 

Mientras que nadie ha defendido a Pasiano Rueda Canseco más allá de sus abogados, el caso de los seis jóvenes liberados el 18 de diciembre se convirtió en bandera de Ricardo Monreal. 

El Senador politizó automáticamente un proceso de por sí inmerso en pugnas de Poder y lo hizo con argumentos legales y jurídicos sólidos, de ahí su éxito. 

(3) 

Hay varios políticos detenidos y presos en Veracruz en el marco del proceso electoral 2020-2021, inexplicable sin la polarización desatada por la presencia del crimen organizado dentro de las estructuras de partidos políticos, pero también por acciones erróneas desde el gobierno del estado, la fiscalía y el poder judicial. ** 

Hay varios elementos cuestionables en este accionar donde se mezclan argumentos legales, jurídicos, de lucha contra el crimen organizado, con intereses político-electorales de múltiples bandos, entre ellos el grupo en el poder oficial veracruzano. 

Consecuencia de esta bomba política armada con atroz eficiencia durante los últimos tres años, es la inestabilidad política padecida por Veracruz, cuya muestra más grave se vivió tras la detención del ex alcalde Tecolutla, José Manuel Del Río Virgen el pasado miércoles veintidós de diciembre, acusado de asesino. 

(4) 

Yo no sé si Juan Manuel Del Río Virgen es culpable o inocente en torno al asesinato de Remigio René Tovar Tovar, acribillado el cuatro de junio cuando participaba como candidato del Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cazones de Herrera, Veracruz. 

Soy reportero, no soy adivino. 

Será un juez quien determine una condición o su contraria. 

Parto de los argumentos (1), (2) y (3) de este artículo para contextualizar el sacudimiento de estructuras de poder clave en el país, a partir de la detención de Juan Manuel Del Río Virgen, mientras se desempeñaba como Secretario Técnico de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Senado de la República. 

Va una analogía:  

  • Si el Papa es acusado de homicidio y hay pruebas suficientes para demostrar su culpabilidad, su Santidad deberá ser detenido conforme a derecho, en el marco de las implicaciones protocolarias y jurídicas establecidas por el Estado Vaticano y sus acuerdos internacionales respectivos. 
  • Si Andrés Manuel López Obrador es acusado de homicidio se le ha de aplicar la misma lógica que al Papa en su respectivo contexto como Presidente de México. 

Y así, ad infinitum. 

Ahora bien, tanto el Papa como AMLO como cualquier otro ser humano ciudadano de un país donde prevalezcan la razón y el estado de Derecho, serán inocentes mientras no se demuestre lo contrario. 

(4) 

Olga Sánchez Cordero, ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ex Secretaria de Gobernación y senadora de la República, escribió: 

“En el caso de la detención en Veracruz, de José Manuel Del Río Virgen, secretario técnico de la JUCOPO, considero que, se debe garantizar la presunción de inocencia, y el debido proceso es deber de todas las autoridades de procuración e impartición de justicia. Confío en que así será.” 

Sergio Gutiérrez Luna, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y Presidente de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, apuntó: 

“Lamento la situación jurídica de José Manuel Del Río Virgen, gran amigo desde hace más de 20 años, veracruzano reconocido. Deseamos que esta situación no obedezca a alguna motivación de índole política y q (sic) se resuelva con estricto apego a derecho. Estaré atento a su proceso.” 

Trascendió un comunicado de la bancada de MORENA en el Senado. 

Ahí se lee: 

“Exigimos que dentro de las investigaciones y el proceso penal que se desahogue para deslindar responsabilidades y esclarecer los hechos, se garantice el debido proceso y la presunción de inocencia de José Manuel del Río Virgen” 

“Rechazamos cualquier intento de pretender utilizar las instituciones de gobierno, de procuración y administración de justicia del Estado de Veracruz, para atentar contra los derechos humanos o con objetivos injustificados por la ley y por los principios constitucionales.» 

De hecho varios senadores de diferentes partidos salieron en defensa de Del Río Virgen desde el veintidós de diciembre a la fecha. 

Los senadores morenistas, incluidos dos representantes de Veracruz, aseguraron que el secretario técnico de la JUCOPO es una persona “profesional y honorable”.  

Hicieron un llamado al Poder Judicial Estatal para actuar con autonomía y garantizar un proceso libre de irregularidades.  

“Tenemos la certeza de que José Manuel del Río Virgen demostrará su inocencia y superará estos actos que se han dirigido en su contra”, sostuvieron. 

Por su parte, el Senador Dante Delgado Rannauro, líder nacional del partido Movimiento Ciudadano en el cual milita José Manuel Del Río Virgen, informó que presentará a la Cámara Alta del Congreso la solicitud para la desaparición de poderes en Veracruz; esto es retirar el cargo al gobernador Cuitláhuac García Jiménez y poner a otro en su lugar… 

(5) 

Ricardo Monreal, coprotagonista de una lucha mediática y ahora política al más alto nivel institucional del país con Cuitláhuac García Jiménez, también fijó su postura y señaló: 

“Esta mañana fue detenido José Manuel del Río Virgen en Veracruz… Se trata de una detención alejada del principio de legalidad, maquinada, invitada, construida artificialmente, lo cual se demostrará en su momento y se demostrará el abuso de poder. Lamentable esto se inscribe en un momento trágico de la vida política de ese estado, en el que la persecución política, la maquinación de delitos y las acusaciones infundadas son muy frecuentes.” 

“Hay cientos de episodios de personas privadas de su libertad y no podemos callar ante este grado de barbarie y violación frecuente de derechos humanos. Nos consta el prestigio y la buena fama, de los que durante toda su vida ha gozado José Manuel del Río Virgen y tenemos la certeza de que superará este acto ilegal en su contra en aquella entidad”. 

Pobre Veracruz, tan lejos de la justicia y tan cerca del autoritarismo”. 

(6) 

La polémica por el delito de Ultraje a la Autoridad… 

Las fallas graves de la Fiscalía de Veracruz al ser rebotados sus expedientes por jueces tras  encontrar insuficiencia de pruebas contra detenidos… 

La evidente politización de la justicia veracruzana… 

La polarización ya no solo política sino institucional, al chocar funcionarios públicos de un sector contra funcionarios públicos de otro sector, acusándose mutuamente de corruptos y trasladando estas confrontaciones a decisiones y actos dañinos para el estado de Derecho y en consecuencia para la sociedad, el pueblo en general… 

La incoherencia también institucional y por ende política al confrontarse poderes legislativos contra judiciales dentro de la coincidencia partidista y su consecuente delación de ausencia de liderazgos… 

Todo ello no puede escalar más niveles… 

Ha tocado fondo y el tema sólo puede ser frenado desde el Poder Ejecutivo Federal. 

Corresponde al Secretario de Gobernación poner orden en Veracruz. 

Urge el diálogo político al más alto nivel entre funcionarios en cuyas manos se operan poderes otorgados desde las urnas. 

El capítulo vivido este miércoles en torno a la circunstancia política veracruzana con la República y el extranjero como testigos, debe cerrarse ya en estricto apego a la ley. 

Las consecuencias de no hacerlo serían aún más funestas de lo que ya son, frente a un escenario político estatal de suyo descompuesto a un grado que nuestras autoridades se niegan a reconocer. 

Acaso porque no son capaces de verlo, lo cual sería peligrosamente triste… 

(7) 

¿Opera el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López en torno a la crisis política desatada desde los abusos cometidos en Veracruz a partir del inconstitucional delito de Ultraje a la Autoridad y la detención -bajo el señalamiento de asesino- de José Manuel Del Río Virgen? 

Ha trascendido una reunión entre el Secretario de Gobernación y el senador Ricardo Monreal (1) 

El tema no es sencillo.  

Da, por lo menos, para el anecdotario histórico de la Cámara Alta del Congreso de la Unión así como del Gobierno de Veracruz. 

Lo deseable es que todo quede en el anecdotario pero la problemática expuesta puede dañar severamente la reputación de ambas estructuras del Estado pues en medio se encuentra el señalamiento, como asesino intelectual, de un Secretario Técnico en la Junta de Coordinación Política del Senado. 

Junto con la Cámara de Diputados pero con una representación constitucional y jurídica política de mayor peso en la República Mexicana, el Senado encabeza uno de los tres Poderes de la Unión: el Legislativo. 

Los otros dos, lo establece la Constitución: son el Ejecutivo y el Judicial. 

La JUCOPO opera, a su vez, como el órgano interno de control y equilibrio político dentro de la Cámara de Senadores. 

Su titular, en este caso Ricardo Monreal Ávila, asume la representatividad interna y externa de las diversas bancadas partidistas representadas por los 120 Senadores. 

Es suyo el encargo institucional y constitucional de mantener el equilibrio en el trabajo permanente del Senado, de su agenda Legislativa, de las decisiones mayoritarias en torno a temas tan sensibles para el país como el Presupuesto de Egresos enviado año con año por el Presidente de la República y las Reformas propuestas por el Jefe del Ejecutivo como la Eléctrica que está en proceso, por citar algunos ejemplos. 

Bueno, en la oficina de la JUCOPO del Senado de la República Mexicana ha trabajado durante más de seis meses un asesino intelectual. 

Se les habría colado, lo tuvieron allí donde se toman decisiones trascendentales para la nación, sin que aparato alguno de inteligencia lo detectara. 

Sí, en México un político asesino intelectual de otro político -ambos militantes del partido Movimiento Ciudadano- tomó parte de agendas políticas y asesorías, contó con información privilegiada y tan delicada como para representar en muchos casos secretos de Estado. 

A ese asesino lo investigó durante más de seis meses la Fiscalía de Veracruz, entidad donde presuntamente cometió su crimen, la cual no operó en contra suya sino casi medio año después, justo en medio de un pleito político mediático entre el senador jefe del delincuente y el gobernador veracruzano. 

Esta captura de José Manuel Del Río Virgen, bajo la orden de un juez, no ocurrió -oh, casualidad- mientras Ricardo Monreal despachaba desde su curul senatorial allá en la ciudad de México. 

La detención del Secretario Técnico de la JUCOPO en el SENADO sucedió -oh, casualidad- en medio de un zipi zape de altos vuelos por la exigencia de libertad de seis jóvenes acusados de Ultraje a la Autoridad en suelo jarocho. 

El estado de Derecho tiene múltiples rostros, ciertamente, y uno de ellos consiste en aplicar la ley aunque en tal aplicación existan hechos casuales, porque a fin de cuentas en el ejercicio de la ley sus responsables se deben basar en circunstancias causales debidamente sustentadas en pruebas. 

En todo caso, ya dirán un juez o varios jueces -estatales o federales- si Juan Manuel Del Río Virgen es cómplice intelectual del asesinado de René Tovar Tovar, aspirante a la alcaldía de Cazones de Herrera, Veracruz, o no. 

Por lo pronto el tema de la acusación y el encarcelamiento es trascendente por su profundo contexto político. 

Si resulta culpable, Del Río Virgen habrá sido un asesino con capacidad para burlar los filtros del Senado de la República en materia de confiabilidad al más alto nivel, al grado de haber contado en sus manos con información de Estado. 

Por lo contrario, si Del Río Virgen resulta inocente, el Gobierno del Estado de Veracruz se habrá convertido en un burdo depredador político; al pasar de la causalidad a la casualidad siniestra en el ejercicio del Poder. 

Se habría empleado en este caso el Poder de la Fiscalía independiente con aviesos fines de Poder en la búsqueda de aplastar a un rival empeñado en la desaparición del delito de Ultraje a la Autoridad cuyo discurso mediático ha resultado más eficiente frente al jefe del Ejecutivo veracruzano y cuyos argumentos jurídicos ponen en jaque a los Poderes Legislativo y Judicial de nuestra entidad. 

Todo esto es triste per sé. 

Resulta peligroso también porque a partir de asuntos estrictamente judiciales nos presenta señalamientos de vendettas donde los derechos humanos y el equilibrio político encaminados al bienestar de la población, de la sociedad en general, aparecen en segundo término de cara a los afanes de intereses políticos mezquinos. 

¿Quién es el mezquino político en esta historia? 

Ya lo sabremos. 

(8) 

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, emitió un mensaje en su conferencia mañanera del pasado jueves 23 de diciembre. 

Dijo: 

Ahora por primera vez, en bastante tiempo, se tiene un gobernador honesto, íntegro, que es incapaz de llevar a cabo una injusticia en contra de nadie, le tengo toda la confianza y espero que en este caso, las autoridades que analizan el asunto, porque además es apenas una estancia que resuelva con apego a la verdad sobre todo, no sólo con apego a derecho, sino que se vaya a fondo, se esclarezcan los hechos y se resuelva, que haya justicia, eso es lo que pido, pero no descalificó al gobernador le tengo confianza” 

La referencia de un gobernador honesto fue a Cuitláhuac García Jiménez. 

La petición sobre un apego a la verdad, no sólo con apego a derecho, es a la detención de Juan Manuel Del Río Virgen. 

Andrés Manuel López Obrador frenó de tajo los afanes -débiles de origen- de un relevo en el Poder de Veracruz ideado por el senador Dante Delgado Rannauro. 

También, AMLO respondió NO de una vez por todas al senador Ricardo Monreal Ávila, en su afán por ser candidato presidencial de MORENA. 

Para Cuitláhuac García Jiménez hubo un absoluto respaldo político presidencial pero también un mensaje muy claro: sustentar a cabalidad no sólo las pruebas legales sino la verdad histórica sobre la acusación de asesino que mantiene preso a Juan Manuel Del Río Virgen o dejarlo libre con las consecuencias de imagen para su sexenio. 

Lo dicho en CLAROSCUROS: un tema -el del Ultraje a la Autoridad- manejable a nivel político local, se desbordó al grado de involucrar indirectamente al Presidente de la República, pues el pleito político mediático entre Monreal Ávila y García Jiménez empezó por seis muchachos acusados de haber ultrajado a policías estatales y aquello -casual o causalmente- devino la captura de un funcionario político al más alto nivel en la JUCOPO del Senado de la República, acusado de asesinato. 

Caray. Esta historia, por sí misma, ya es histórica y lamentable; patética también y ejemplo de torpezas en el ejercicio del Poder. 

(9) 

A propósito del involucramiento del Presidente Andrés Manuel López Obrador y la participación oficial del Secretario de Gobernación, van algunos datos para ubicar esta historia en contextos paralelos y trascendentes. 

Si en Veracruz el incremento en la penalidad del delito de Ultraje a la Autoridad se ha convertido en un asunto de controversia institucional nacional y en un ejercicio estatal de polémica por presunto abuso de Poder, en el istmo veracruzano existen elementos de una elección de Estado durante los comicios del 2021, amén de la participación directa del crimen organizado en el proceso electoral 2020-2021. 

Soportan dichos argumentos los siguientes hechos: 

  • La detención de Ramón Ortiz Cisneros el 23 de marzo del 2021 en Coatzacoalcos, bajo los cargos de delitos contra la salud y ultraje a la autoridad. Ortiz Cisneros era líder de la Confederación Autónoma de Trabajadores de México (CATEM) y representante del partido Fuerza Por México en Coatzacoalcos, municipio donde FxM contendió con un aspirante a la alcaldía, a pesar de la captura de su líder. 

    Ojo, no se trata de que Ramón Ortiz sea inocente o no de los delitos pro los cuales le acusan.  

    El tema es sus ligas con una fuerza partidista que tomó parte del proceso electoral 2020-2021 y cómo la detención de este líder ocurrió justo durante la precampaña para definir diputaciones y alcaldías en Veracruz, bajo el empleo -además- de un delito polémico: Ultraje a la Autoridad. 
  • La detención y encarcelamiento de Rogelio Franco Castán, candidato del Partido de la Revolución Democrática a diputado federal plurinominal por la Quinta Circunscripción, acusado de los delitos de agresión y violencia contra la familia, en cumplimiento de la orden de aprehensión derivada de la carpeta de investigación UIPJ-1/DXI/FE2/522/2021 de la Fiscalía Especializada en la Investigación de Delitos de Violencia Contra la Familia, Mujeres, Niñas, Niños y Trata de Personas. 

    Franco Castán fue denunciado desde el 2017 —cuando era secretario de Gobierno en el bienio del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares— por su esposa Guillermina Alvarado González, quien lo acusó en medios públicos y por la vía legal de violentarla y agredirla en distintas ocasiones. 

    La captura ocurrió el 13 de marzo del 2021 y además de los referidos delitos a Rogelio Franco Castán se le acusó de Ultrajes a la Autoridad. 

    Una vez más: el encarcelamiento de Franco Castán ocurrió en un escenario donde se le impidió asumir el cargo de Legislador Federal obtenido con votos legales el pasado seis de junio. 
  • El pasado treinta de octubre fue detenido Pasiano Rueda Canseco, quien fue candidato del Partido del Trabajo a la alcaldía de Jesús Carranza. 

    Existía una orden de aprehensión en contra suya como presunto responsable de la quema de papelería electoral el 18 de junio frente al OPLE del municipio carranceño. 

    A ello se sumó la acusación por portación de un arma de uso exclusivo del ejército, la posesión de drogas y  la de Ultraje a la Autoridad. 
  • En Minatitlán el candidato fuerte a la alcaldía -por la alianza PAN-PRI-PRD- era Nicolás Ruiz Rosete. Empresario, ex síndico, con fama muy bien ganada de conflictivo y prepotente, Ruiz Rosete habría cometido acciones privativas de la libertad de personas vinculadas a la construcción de una obra. Por este delito se le detuvo y encarceló cuando era precandidato a la alcaldía. Su detención, inevitablemente, marcó las dificultades para competir electorales por parte de los partidos detrás de su candidatura y perdieron frente a MORENA que se alzó con el triunfo en la petrolera ciudad ubicada en el istmo veracruzano en la persona de la ex diputada federal Carmen Medel. 
  • El 29 de abril del año 2020 elementos de la Secretaría de Marina capturaron a Raúl Martínez Torreblanca, alias «La Cuija» o «El 30», presunto jefe de plaza para la delincuencia organizada. 

    Se le invespor tigaba por el asesinato de Héctor Vázquez Velásquez, baleado en febrero de 2020, y cuatro personas víctimas mortales más en distintos hechos. 

     

    El periódico digital Plumas Libres publicó en edición del 29 de abril del 2020: 

     

    Su captura se logró cerca de la capital del estado, por parte de la  SEMAR, zona en la que se presume se escondía desde que huyó de Sayula de Alemán en marzo pasado, luego de haber sido exhibido en lonas por una caravana de ganaderos unidos contra la delincuencia, que marcharon en San Juan Evangelista, denunciando lo delitos cometidos por su célula. 

    Entre ellos Daniel Linares Rivera, «El 27» o «El Dany, implicado en el homicidio de Héctor Vázquez Velásquez, y brazo armado de Torreblanca. 

    En Sayula de Alemán, según testigos de las investigaciones que se siguen por los múltiples homicidios y secuestros en ese ayuntamiento, expresan que Martínez Torreblanca se la pasaba despachando en el ayuntamiento que encabeza el perredista Fredy Ayala.” 

     

    Respecto al contenido de esta nota hay datos para puntualizar: 

     

    Daniel Linares Rivera, «El 27» o «El Dany fue apresado el pasado mes de mayo, a unos días de realizarse las elecciones municipales de su natal Sayula; de las cuales su ex jefe  Raúl Martínez Torreblanca, alias «La Cuija» o «El 30» habría planeado tomar parte. 

     

    El Heraldo de Xalapa publicó en su edición digital del pasado 28 de mayo: 

     

    `Agentes de la Fiscalía de Tlaxcala y de la Policía Federal Ministerial lograron la detención de Daniel “N”, alias “El 27”, presunto miembro de la delincuencia organizada y generador de violencia en el sur de Veracruz, en el corredor Sayula-Acayucan-Oluta-Texistepec y Jáltipan. 

    De acuerdo con el titular de SSP, Hugo Gutiérrez Maldonado, “con su captura se hace patente que la coordinación entre fuerzas federales y estatales está dando resultados en el combate contra la delincuencia. Daniel `N´ es uno de los objetivos de alto perfil y prioridad de la Mesa por la Construcción de la Paz en Veracruz”. 

    Hay que recordar que en diciembre del año pasado elementos de Fuerza Civil detuvieron a Oscar “N” alias “El Oscar”, supuesto integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), por presuntos delitos contra la salud, en hechos registrados sobre el tramo carretero Acayucan-Sayula de Alemán. 

    Durante una revisión de rutina, los oficiales hallaron 20 bolsitas de mariguana y 7 de droga cristal, lo cual fue asegurado junto con un vehículo en modalidad taxi del estado de Veracruz. 

    El intervenido se encuentra relacionado con supuestas operaciones de cobro de piso a taxistas de Acayucan y Sayula de Alemán, bajo el mando de Daniel “N” alias “27” o “El Dani” perteneciente al CJNG y uno de los principales distribuidores de droga y generadores de violencia en esa región. 

    Además del cobro de cuota usaba a un grupo de los conductores para vender droga en la región sur y está relacionado con diversos delitos como robo en diferentes modalidades, secuestro y homicidio. 

    Recientemente y durante su comparecencia, el Secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado informó que en la presente administración se han detenido a 32 jefes de plazas y a más de 2 mil personas vinculadas a células delictivas; entre ellos, Raúl “N”, alias “La Cuija”; Luis “N” alias “El Chile en Raja”; Andrés “N”, alias “El Santana” y Yeleni “N” alias “La Catrina”.´ 

     

    En el marco de esta lucha violenta en el istmo veracruzano, Héctor Vázquez Velázquez fue 

    regidor en el actual Ayuntamiento de Sayula de Alemán y murió asesinado al parecer por un comando al mando de “El dany” en mayo del 2020, frente a las oficinas del PRI en Acayucan. 

    Vázquez Velázquez aspiraba a convertirse en candidato por la Alcaldía de su natal Sayula. Finalmente su viuda Lorena Sánchez Vargas fue nominada candidata por MORENA y ganó los comicios frente a su más fuerte rival: Yuliana Sánchez, abanderada por el PRD y esposa de Fredy Ayala González. 

    Ante los múltiples señalamientos en contra suya dentro de esta historia, Fredy Ayala González insiste ante medios de comunicación que se trata de pugnas políticas, se refrenda inocente de toda acusación y afirma que por ello hace vida pública en Sayula y la región. 

    El gobernador Cuitláhuac García Jiménez lo ha señalado como generador de violencia pero no ha ocurrido detención ministerial al respecto ni hay confirmación oficial sobre algún expediente abierto en su contra en la Fiscalía. 

    En concreto, en el istmo veracruzano se mezclaron elementos políticos de diversa índole durante el proceso electoral 2020-2021; se contabilizaron asesinatos de aspirantes a candidaturas; hay líderes, precandidatos y candidatos presos y aparece en dicho escenario el empleo del delito de ultraje a la autoridad como herramienta oficial para el encarcelamiento de ciudadanos a quienes se acusa de otros delitos. 

    Una mezcla rara, ad hoc para planificaciones políticas maquiavélicas. 

     

    (10) 

     

    Todo se vincula, múltiples piezas se conectan. 

    En Xochiapa, sobre la frontera de Veracruz con Oaxaca, se menciona a “los cuates”, jefes de un grupo bajo cuyo control se definió el triunfo electoral municipal el 6 de junio del 2021. 

    Se trata de gente ubicada al margen de la ley pero políticamente adheridos a uno de tantos pactos implementados bajo los mantos preelectorales, electorales y poselectorales de los tiempos que corren. Ahí ganó el PAN. 

    MORENA ganó en Playa Vicente, Sayula de Alemán, San Juan Evangelista vía su aliado el PVEM, Soconusco, Jáltipan, Coatzacoalcos, Minatitlán, Agua Dulce, Nanchital, casi toda la sierra de Soteapan, Hueyapan de Ocampo, etcétera… 

    En Texistepec no ganó el partido guinda pero el alcalde electo por un partido opositor -Todos por Veracruz- recién se ha mudado a MORENA a punto de tomar posesión del cargo. 

    Hubo y hay de todo: líderes de izquierda históricos y con prestigio; jóvenes aprendices de política listos para ponerse la camisa que mayor protección les garantice; grupos de poder político estrictamente convertidos en grupos de poder político; grupos de poder que operan como grupos de poder; pactos no reconocidos oficialmente entre segmentos del crimen organizado con segmentos del poder en el poder donde los votos fueron garantía de impunidad presente y futura. 

    Por el sur de Veracruz pasa el corredor multimodal interoceánico del istmo de Tehuantepec, conectado a los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz. 

    Con dicho corredor atraviesa también la esperanza de un  futuro próspero y -por lo menos- un poco justo. 

    Aquí conviven, a su vez: el huachicoleo, la siembra de enervantes, el paso muy añejo de drogas ligadas al mercado internacional de producción y consumo; el tráfico de seres humanos; la explotación y el comercio sexual esclavista; el cobro de piso; los secuestros… 

    En suma, el istmo veracruzano tiene mucho escenario electoral como de elementos de Estado paralelo, al margen de las instituciones oficiales. 

     

    (11) 

     

    El incremento en la penalidad del Ultraje a la Autoridad y su empleo para beneficios político electorales del partido y el grupo en el Poder constituye apenas uno de múltiples elementos en un escenario políticamente complejo en Veracruz y de modo particular en el sur y la región del istmo. 

    Que haya escalado a nivel de la intervención del Presidente de la República, la lucha de un senador para liberar a seis muchachos detenidos por una acusación sin bases a partir del tan sonado ultraje, da pie a echa un vistazo a la caja de Pandora. 

    Ya está vacía la tal caja, claro, porque todos los males recorren libremente nuestra entidad y el país entero. 

    Pero hay  huellas dactilares ahí; suficientes para dar con hilos y buscar la reconstrucción de un paraíso que nunca hemos perdido porque estrictamente nunca existió. 

     

    (12) 

     

    El proceso electoral 2020-2021 ya se extendió al 2024. 

    Hubo muertes, hay muertos y viene el futuro. 

    El Presidente tiene una visión deductiva: de lo general a lo particular y abraza a un gobernador al que considera -con legitimidad- un hombre honesto. 

    Si alguien conoce la realidad política de México desde la inducción: de lo particular a lo general, es AMLO. 

    Por todo lo anterior, supongo, el jefe del ejecutivo distingue la moral de cara a la administración pública. Y en esta última, debe estar consciente López Obrador, los errores son muy costosos y sus consecuencias no son morales sino políticas. 

     

    (13) 

     

    El error político de un hombre honesto, en conclusión, cuesta vidas… 

     

     

     

     

     

     

     
  1. El senador Ricardo Monreal y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, dialogaron sobre la detención en Veracruz del secretario Técnico de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República, José Manuel del Río Virgen. 

Luego de dar a conocer la formación de una comisión especial del Senado para investigar abusos de autoridad en Veracruz, Ricardo Monreal declaró que ha hablado dos días consecutivos con Adán Augusto sobre la detención del secretario de la Jucopo. «El Secretario de Gobernación se ha portado amable, diligente; el Secretario de Gobernación está actuando con sensibilidad, como un interlocutor y sus buenos oficios son indispensables», comentó. 

Este reiteró que ve en el exgobernador de Tabasco disposición para el diálogo y respeto para la Cámara. En tanto, respaldó las acusaciones de Dante Delgado, quien señaló que del Río Virgen fue detenido ilegalmente y que el Senado fue vulnerado porque primero el gobierno veracruzano debió haber hablado con el poder legislativo federal y presentado la solicitud de comparecencia al presunto inculpado. 

** El senador Dante Delgado Rannauro afirmó el lunes 27 de diciembre haber recibido quejas de parte de Magistrados del Poder Judicial de Veracruz, en el sentido de ser presionados desde el Poder Ejecutivo para la toma de sus decisiones. En breve, anunció, dará a conocer nombres y detalles sobre este tema. 

De ser comprobado avivará las llamas de una crisis política en la entidad y, de no ser corroborado, reforzará una coyuntura crítica político mediática de urgente solución pero sin visos de ser frenada. 

stos desmembrados junto a canal de riego

Noticias relacionadas

Deja tu comentario