CLAROSCUROS 

CLAROSCUROS 

La detención de José Manuel Del Río Virgen y la liberación de “La Potra”: detalles de un desastre político institucional tristemente identificado como Veracruz 

José Luis Ortega Vidal 

(1) 

El 28 de diciembre del 2019 fue detenida la agente municipal de Almagres, municipio de Sayula de Alemán, ubicado en la parte veracruzana del Istmo de Tehuantepec. 

El pasado martes, Margarita Patricio Morales (a) “La Potra”, fue liberada por órdenes de un juez. 

Tras dos años detrás de las rejas, la ciudadana y autoridad electa en el sur veracruzano recobró la libertad en un contexto particularmente complejo en términos políticos no sólo en su natal Sayula de Alemán, sino en la entidad veracruzana. 

Cuando se capturó a Margarita Patricio por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Marina y el Ejército, se le acusó de encubrimiento por receptación y robo específico en su modalidad  de custodia de vehículos con reporte de robo. 

Concretamente habían sido halladas unidades motoras en un rancho propiedad de la agente municipal sayuleña. 

Presuntamente aquellos vehículos particulares fueron robados en carreteras de la región por miembros de la asociación civil “Sé cortés con tus acciones”, cuyo representante Juan “N” o `Juan Cortés`, fue detenido el pasado primero de agosto acusado por presuntos vínculos con el Cártel de Jalisco Nueva Generación. 

Sobre el destino jurídico de Juan “N” aún no hay datos concluyentes. 

Respecto a Margarita Patricio Morales un juez desestimó las pruebas en su contra presentadas por la Fiscalía de Veracruz y la dejó en libertad tras su estadía durante casi dos años en el penal Duport Ostión de Coatzacoalcos, primero, y el CEFERESO femenil 16 de Cuernavaca, Morelos, posteriormente. 

En contra suya fue aplicado el proceso penal 415/2019. 

(2) 

El proceso electoral 2020-2021 vivó -en los municipios del istmo de Tehuantepec, por el lado veracruzano- condiciones particulares de violencia y choques de grupos de poder presuntamente ligados al crimen organizado, entre sí en contra el Estado. 

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez ha realizado múltiples afirmaciones que confirman esta visión. 

Una de ellas parte de la detención de Jovani “N” (a) `El vani”, durante el pasado mes de agosto en la ciudad de México, por presuntos nexos con el narcotráfico. 

El jefe del ejecutivo veracruzano ubicó a esta persona como generador de violencia en los municipios de Sayula de Alemán y Jesús Carranza, durante el proceso electoral que condujo a las elecciones del pasado seis de junio. 

“El vani”, habría apoyado la candidatura de Pasiano Rueda Canseco a la alcaldía de Jesús Carranza por el Partido del Trabajo (PT), lo mismo que a Fredy Ayala, alcalde de Sayula de Alemán con licencia y aspirante a diputado federal por el distrito XIV con cabecera en Minatitlán por la alianza PRD/PAN/PRI, de la cual resultó derrotado por la abanderada por MORENA. 

La noche de este miércoles -por cierto- Fredy Ayala apareció en el 4to Informe de Labores del Ayuntamiento sayuleño. 

Su suplente, Flavio Adán Muñoz, rindió cuentas al pueblo de Sayula luego de haberse hecho cargo de la alcaldía desde marzo del 2021, tras la solicitud de licencia de Ayala González en su búsqueda de una curul en el Congreso de la Unión. 

En breve entrevista, Fredy Ayala ubicó los señalamientos en su contra en el terreno de la lucha política; negó tener algún problema con la ley lo cual -sostuvo- se demuestra con su presencia en el referido evento público y en sus viajes constantes a Acayucan, Xalapa y otros destinos veracruzanos a lo largo de los últimos meses. 

No volví a la alcaldía porque “somos un equipo político y respeto el relevo de Flavio” -su relevo- comentó. 

Con el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez hubo y hay una relación de respeto, afirmó Fredy Ayala, sin entrar en detalles sobre los señalamientos del gobernador en torno a sus presuntas relaciones con el preso “La vani”. 

Así es la política, insistiría el entrevistado sin más preguntas, ni comentarios de su parte al respecto. 

Ahora bien, mientras Fredy Ayala se encuentra libre y acude a eventos políticos públicos, Pasiano Rueda Canseco se encuentra preso desde treinta de octubre. 

Lo detuvieron elementos de la policía ministerial Pasiano Rueda en cumplimiento de una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en los hechos violentos del 19 de junio frente al OPLE de Jesús Carranza, donde hubo disparos al aire y enfrentamiento de civiles frente a la presencia de policías de seguridad pública. 

Los guardias acudieron para trasladar los paquetes electorales hacia el OPLE estatal, en Xalapa, pero el material fue quemado. 

A Pasiano Rueda Canseco lo capturaron también por la presunta comisión del delito de Ultraje a la Autoridad. 

Misma acusación por la cual la SSP detuvo y puso a disposición de la Fiscalía a seis jóvenes veracruzanos, alrededor de cuatro meses atrás. 

Fueron detenidos Manuel “N”, Luis Francisco “N”, Brian Alberto “N”, Juvencio “N”, Lorenzo “N” y José Leonardo “N”, detenidos en la Plaza El Tejar de la colonia Tatahuicapan, frente a la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA), capital veracruzana. 

El 18 de diciembre los seis jóvenes fueron liberados por órdenes de la jueza Saray Sosa Moreno, quien hizo efectivo el amparo de una autoridad jurisdiccional federal, otorgado al considerarse que la Fiscalía General del Estado (FGE) no aportó pruebas suficientes para relacionarlos con el delito de Ultraje a la Autoridad. 

El Senador Ricardo Monreal encabezó la defensa mediática y tomó parte de la lucha legal en la búsqueda de liberar a los muchachos. 

Hay, de entrada, puntos comunes entre tres de las historias narradas en lo que va de este texto: 

a)     Los muchachos defendidos por Ricardo Monreal y la agente municipal de Almagres, Margarita Patricio Morales, fueron puestos en libertad por la falta de pruebas suficientes entregadas por la Fiscalía de Veracruz al Poder Judicial en los expedientes abiertos en su contra. 

En términos de técnica jurídica, los fiscales encarcelaron a inocentes o pudieron haber acusado a responsables en la comisión de los delitos señalados pero no fueron capaces de solventar sus señalamientos y, de nueva cuenta, violaron derechos humanos de ciudadanos así como el principio legal de la presunción de inocencia. 

En el caso de la agente municipal de Almagres hay un exceso evidente por parte de la autoridad al haber mantenido presa a una mujer durante casi dos años para finalmente decirle: váyase a casa porque no hay pruebas suficientes en contra suya. 

Por el lado de los seis muchachos capturados en la plaza El Tejar de Xalapa, hay un contexto de errores garrafales no sólo por la existencia de una acusación sin el debido sustento de pruebas, sino por la politización a grado extremo de un tema de seguridad pública. 

Estamos, en ambos casos, ante acciones torpes de parte de la Fiscalía Veracruzana. 

Y estamos, en el caso de la agente municipal de Almagres, en Sayula de Alemán, ante una historia grave, riesgosa, peligrosa para el gobierno y la sociedad. 

En esta historia la autoridad procuradora de justicia se ve envuelta en hechos relacionados con un contexto político donde el ejecutivo -del cual es independiente- lucha contra rivales políticos de índole diversa -en algunos casos facinerosos y en otros no-. 

La misma historia nos remite a un proceso electoral (2020-2021), así como un contexto de obligada lucha del Estado contra el crimen organizado tanto en el orden federal como en el estatal, finalmente entrelazados. 

Nadie puede estar en contra de esta lucha del Estado ante bandas empeñadas en imponer la violencia y llevar sus propósitos al terrible grado de imponer o impulsar candidaturas a cargos públicos. 

Empero, realizar acciones oficiales violatorias del estado de Derecho, constituye errores de fondo cuyas consecuencias pueden ser peores a los hechos, coyunturas, circunstancias y grupos delincuenciales contra los cuales se lucha. 

No se puede pugnar por la imposición de la ley a través de la violación de la ley y hay múltiples ejemplos de que tal situación está ocurriendo en el Veracruz de hoy. 

Aquí, hemos narrado apenas unos ejemplos pero hay docenas de ellos: lamentablemente. 

b)     Pero hay más: a los muchachos detenidos en Xalapa y a Pasiano Rueda Canseco los acusaron de Ultraje a la Autoridad, un delito proscrito en otras entidades del país por ser violatorio del estado de Derecho. 

Mientras que nadie ha defendido a Pasiano Rueda Canseco más allá de sus abogados, el caso de los seis jóvenes liberados el 18 de diciembre se convirtió en bandera de Ricardo Monreal. 

El Senador politizó automáticamente un proceso de por sí politizado y lo hizo con argumentos legales y jurídicos sólidos, de ahí su éxito. 

(3) 

Hay varios políticos detenidos y presos en Veracruz en el marco del proceso electoral 2020-2021, inexplicable sin la polarización desatada por la presencia del crimen organizado en las estructuras de partidos políticos, pero también por acciones erróneas desde el gobierno del estado, la fiscalía y el poder judicial. 

Hay varios elementos cuestionables en este accionar donde se mezclan argumentos legales, jurídicos, de lucha contra el crimen organizado, con intereses político-electorales de múltiples bandos, entre ellos el grupo en el poder oficial veracruzano. 

Me refiero no sólo al partido MORENA sino a una fracción de éste: el grupo en el Poder. 

Consecuencia de esta bomba política armada con atroz eficiencia durante los últimos tres años, es nuestra inestabilidad política cuya muestra más grave se vivió tras la detención del ex alcalde Tecolutla, José Manuel Del Río Virgen el día de ayer, al ser acusado de asesino. 

(4) 

Yo no sé si Juan Manuel Del Río Virgen es culpable o inocente en torno al asesinato de René Tovar Tovar, acribillado el cuatro de junio cuando participaba como candidato del Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cazones de Herrera, Veracruz. 

Soy reportero, no soy adivino. 

Será un juez quien determine una condición o su contraria. 

Parto de los argumentos (1) y (2) de este artículo para contextualizar el sacudimiento de estructuras de poder clave en el país, a partir de la detención, ayer miércoles, de Juan Manuel Del Río Virgen, mientras se desempeñaba como Secretario Técnico de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Senado de la República. 

Va una analogía:  

  • Si el Papa es acusado de homicidio y hay pruebas suficientes para demostrar su culpabilidad, su Santidad deberá ser detenido conforme a derecho, en el marco de las implicaciones protocolarias y jurídicas establecidas por el Estado Vaticano y sus acuerdos internacionales respectivos. 
  • Si Andrés Manuel López Obrador es acusado de homicidios se le ha de aplicar la misma lógica que al Papa en su respectivo contexto como Presidente de México. 

Y así, ad infinitum. 

Tanto el Papa como AMLO como cualquier otro ser humano ciudadano de un país donde prevalezca la razón y el estado de Derecho, serán inocentes mientras no se demuestre lo contrario. 

(4) 

Olga Sánchez Cordero, ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ex Secretaria de Gobernación y senadora de la República, escribió: 

“En el caso de la detención en Veracruz, de José Manuel Del Río Virgen, secretario técnico de la JUCOPO, considero que, se debe garantizar la presunción de inocencia, y el debido proceso es deber de todas las autoridades de procuración e impartición de justicia. Confío en que así será.” 

Sergio Gutiérrez Luna, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y Presidente de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, apuntó: 

“Lamento la situación jurídica de José Manuel Del Río Virgen, gran amigo desde hace más de 20 años, veracruzano reconocido. Deseamos que esta situación no obedezca a alguna motivación de índole política y q (sic) se resuelva con estricto apego a derecho. Estaré atento a su proceso.” 

Trascendió un comunicado de la bancada de MORENA en el Senado. 

Ahí se lee: 

“Exigimos que dentro de las investigaciones y el proceso penal que se desahogue para deslindar responsabilidades y esclarecer los hechos, se garantice el debido proceso y la presunción de inocencia de José Manuel del Río Virgen” 

“Rechazamos cualquier intento de pretender utilizar las instituciones de gobierno, de procuración y administración de justicia del Estado de Veracruz, para atentar contra los derechos humanos o con objetivos injustificados por la ley y por los principios constitucionales.» 

De hecho varios senadores de diferentes partidos salieron en defensa de Del Río Virgen a lo largo de este 22 de diciembre.  

Los senadores morenistas, incluidos dos representantes de Veracruz, aseguraron que el secretario técnico de la JUCOPO es una persona “profesional y honorable”.  

Hicieron un llamado al Poder Judicial Estatal para actuar con autonomía y garantizar un proceso libre de irregularidades.  

“Tenemos la certeza de que José Manuel del Río Virgen demostrará su inocencia y superará estos actos que se han dirigido en su contra”, sostuvieron. 

Por su parte, el Senador Dante Delgado Rannauro, líder nacional del partido Movimiento Ciudadano en el cual milita José Manuel Del Río Virgen, informó que presentará a la Cámara Alta del Congreso la solicitud para la desaparición de poderes en Veracruz; esto es retirar el cargo al gobernador Cuitláhuac García Jiménez y poner a otro en su lugar… 

(4) 

Ricardo Monreal, coprotagonista de una lucha mediática y ahora política al más alto nivel institucional del país con Cuitláhuac García Jiménez, también fijó su postura y señaló: 

“Esta mañana fue detenido José Manuel del Río Virgen en Veracruz… Se trata de una detención alejada del principio de legalidad, maquinada, invitada, construida artificialmente, lo cual se demostrará en su momento y se demostrará el abuso de poder. Lamentable esto se inscribe en un momento trágico de la vida política de ese estado, en el que la persecución política, la maquinación de delitos y las acusaciones infundadas son muy frecuentes.” 

“Hay cientos de episodios de personas privadas de su libertad y no podemos callar ante este grado de barbarie y violación frecuente de derechos humanos. Nos consta el prestigio y la buena fama, de los que durante toda su vida ha gozado José Manuel del Río Virgen y tenemos la certeza de que superará este acto ilegal en su contra en aquella entidad”. 

Pobre Veracruz, tan lejos de la justicia y tan cerca del autoritarismo”. 

(5) 

La polémica por el delito de Ultraje a la Autoridad… 

Las fallas graves de la Fiscalía de Veracruz al ser rebotados sus expedientes por jueces al encontrar insuficiencia de pruebas contra detenidos… 

La evidente politización de la justicia veracruzana… 

La polarización ya no solo política sino institucional, al chocar funcionarios públicos de un sector contra funcionarios públicos de otro sector, acusándose mutuamente de corruptos y trasladando estas confrontaciones a decisiones y actos dañinos para el estado de Derecho y en consecuencia para la sociedad, el pueblo en general… 

La incoherencia también institucional y por ende política al confrontarse poderes legislativos contra judiciales dentro de la coincidencia partidista y su consecuente delación de ausencia de liderazgos… 

Todo ello no puede escalar más niveles… 

Ha tocado fondo y el tema sólo puede ser frenado desde el Poder Ejecutivo Federal. 

Corresponde al Secretario de Gobernación poner orden en Veracruz. 

Urge el diálogo político al más alto nivel entre funcionarios en cuyas manos se operan poderes otorgados desde las urnas. 

El capítulo vivido este miércoles en torno a la circunstancia política veracruzana con la República y el extranjero como testigos, debe cerrarse ya en estricto apego a la ley. 

Las consecuencias de no hacerlo serían aún más funestas de lo que ya son, frente a un escenario político estatal de suyo descompuesto a un grado que nuestras autoridades se niegan a reconocer. 

Acaso porque no son capaces de verlo, lo cual sería peligrosamente triste… 

Noticias relacionadas

Deja tu comentario