Sweet Tooth, de escurrir sangre a irradiar esperanza

CIUDAD DE MÉXICO.- Lo visto en los primeros ocho episodios de Sweet Tooth es completamente diferente a lo concebido por Jeff Lemire a lo largo de 40 números publicados por Vertigo, una filial de DC Cómics dedicada al desarrollo de historias transgresoras, y como ya nos divertimos los adultos con tanta sangre y violencia:

“También me llama la atención que mi hijo, que ahora tiene la edad de Christian (Convery, el protagonista) la vea. Bueno, tiene 12, pero siento que aún no es tiempo de que lo tome”, compartió a Excélsior el autor de la historieta, “y siempre es algo complicado el dilema de si dejar que alguien más toque algo en lo que pusiste mucho empeño, pero logré separar esa parte y pensé que también sería bueno tener un universo alterno.

“La violencia y la oscuridad ocupan la mayoría del primer plano en las páginas y es difícil escabullirse cuando lo leas, en el show sucede lo mismo sólo que a la inversa, el corazón de las personas está por encima del resto, y es dulce saber que pueden coexistir. Pero está bien, no me molesta que los fans debatan si se ven mejor los personajes impresos o en televisión”, agregó el también artista de
sus 40 tomos.

Sweet Tooth, ya disponible en Netflix, nos ubica en un universo donde el virus H5G9 ataca a la humanidad y, coincidentemente, los híbridos empiezan a nacer, y aquí entra el protagonista Gus o Sweet Tooth (Christian Convery), un niño nacido mitad humano y mitad ciervo, perseguido, junto con el resto de su especie, por la milicia liderada por el General Abbott (Neil Sandilands), quien piensa son consecuencia de la terrible pandemia.

Durante la promoción de la serie, producida por Robert Downey Jr., y narrada por James Brolin, se le cuestionó al pequeño si tuvo permiso de leer todos los tomos para preparar su personaje, tomando en cuenta su edad, 11 años, y el contenido explícito al interior del cómic.

“Mi mamá y yo nos perturbamos por la naturaleza de la historia, llegó un punto en el que dije, ‘esto es demasiado tenebroso’. Pero ella me mantuvo leyendo porque necesitaba estudiar la naturaleza de Gus, sin embargo lo tomé con mucha filosofía, sabía que mi único trabajo era reflejar para la televisión y me lo eché todo. De verdad es demasiado bueno.

“Pese a ser una trama hecha para adultos, me gustó que encontraran la manera de transportarla a un ambiente familiar y amistoso para que todos pudieran verla con un mensaje de esperanza”, opinó el joven.

Cuando Lemire escribió esta historia, visualizó una pandemia que ahora azota el mundo. Fue un Nostradamus en ese entonces, también nombró Gus a su protagonista en honor a su pequeño hijo recién nacido.

Jim Mickle y Beth Chwartz, showrunner y productor, consecutivamente, fueron cuestionados por la segunda temporada de esta fantasía posapocalíptica, sin embargo, aún no pudieron confirmarlo, aunque los secretos y el silencio tras preguntarles sobre los siguientes eventos los hicieron titubear. “Pero se aceptan sugerencias si es que tienen algunas ideas”, fue su manera
de evadir.

Parece que será cuestión de tiempo para saber la continuación de las aventuras de Sweet Tooth y Tommy Jepperd Big Man (Nonso Anozie), un exjugador de futbol americano que cuida al niño venado en camino a dar con el paradero de su madre en Colorado, una mujer supuestamente llamada Birdie (Amy Seimetz).

Diferencias con el cómic

  • Los cubrebocas que usan los personajes del show de televisión fueron sumados por grabar la primera temporada en Nueva Zelanda apenas en julio pasado, cuando el covid-19 estaba en su pleno apogeo en todo el mundo.
  • El personaje de Big Man no es negro en la historieta, sino un viejo blanco y fornido.
  • Hay decapitaciones y asesinatos durante la mayoría de las páginas, violencia que fue eliminada de esta adaptación.
  • En el cómic, el Ejército Animal no está liderado por niños, sino por adultos y jóvenes bajo el mandato de un loco propietario de cinco lobos híbridos.
  • La primera temporada de la emisión sólo está basada en 10 de los 40 tomos publicados por Vertigo, una filial de DC Cómics.
  • Prostitución, zoofilia, canibalismo y ejecuciones son acciones comunes en la historia original de Jeff Lemire.

Fuente: Excelsior

Noticias relacionadas