Rúbrica; La mayoría que se desmorona, Por Aurelio Contreras Moreno


A 20 días de las elecciones, cada vez un mayor número de encuestas y sondeos

de opinión dan cuenta de lo que los propagandistas y “jilgueros” del régimen de la
autoproclamada “cuarta transformación” se niegan a siquiera mencionar: la
posibilidad de que Morena pierda la mayoría en la Cámara de Diputados en los
comicios del próximo 6 de junio es real.
Con sus diferencias metodológicas, sus sesgos y todo lo que pueda decirse
respecto de los diferentes estudios de opinión que se publican en el actual periodo
de campañas, el hecho de que exista una constante, la reducción de las
preferencias de Morena en el ánimo electoral, encuentra un punto de apoyo y
referencia en la actitud pública, política y legal de los principales actores de la “4t”,
que deben estar viendo esa misma película, aunque juren lo contrario.
No es un misterio la causa de esa caída: la postulación de candidatos
impresentables, los excesos cometidos por los legisladores de la mayoría en San
Lázaro y, principalmente, la evidencia de una gestión corrupta e inepta en el
gobierno de la Ciudad de México como principal responsable de la tragedia de la
Línea 12 del Metro, han terminado por incidir -junto con las particularidades
locales de las demás elecciones en curso- en la percepción de una franja de los
electores que no son incondicionales del régimen.
La semana pasada se citó en la Rúbrica la encuesta que dio a conocer México
Elige, cuyos resultados arrojaron que 47.1 por ciento de los encuestados les daría
el voto a los candidatos a diputados federales de Morena y aliados, mientras que
45 por ciento lo haría por la coalición Va por México. Un empate técnico, que
podría ser suficiente para equilibrar la relación de fuerzas que en este momento se
decanta hacia un solo lado.
Entre la semana anterior y la que actualmente corre se han publicado varias
encuestas más que coinciden en señalar una tendencia hacia una menor
concentración del poder y un reparto de espacios más equitativo en la Cámara de
Diputados.
La empresa Massive Caller publicó una encuesta que augura que Morena
mantendría una mayoría simple con 195 diputados, seguido del PAN con 150, el
PRI con 71, el PVEM con 25, PT con 22, PRD con 20 y Movimiento Ciudadano
con 17. Lo interesante es que a la hora de las alianzas, según este estudio, el
bloque opositor superaría al oficialista, con 258 diputados federales contra 242,
respectivamente.
Menos “apocalíptica” para la “4t”, la encuesta realizada por SIMO Consulting para
el diario El País le pronostica 230 escaños al partido del presidente Andrés Manuel
López Obrador, 82 para el PRI, 79 para el PAN y 14 para el PRD. El PVEM
crecería a 53 curules, mientras que PT y Movimiento Ciudadano bajarían a 32 y
12, respectivamente.
De igual manera, aquí lo importante es la correlación de fuerzas. Y aunque
Morena y aliados mantendrían una importante mayoría, no la suficiente para

alcanzar la mayoría calificada de 333 diputados con la cual sacar adelante el
proyecto de una nueva Constitución para el país, que es lo que pretende el
régimen para consolidarse –y enquistarse definitivamente- en el poder.
No solo en la Cámara de Diputados se registra una importante variación en unas
tendencias que hasta hace poco muchos –incluidos varios encuestadores “serios”-
daban por inamovibles. También en las elecciones por las gubernaturas la ventaja
y los pronósticos de “carro completo” para Morena se han desvanecido.
Arias Consultores señala que si las elecciones fueran hoy, Morena se llevaría
cuatro gubernaturas; la alianza Va por México (PRI/PAN/PRD) ganaría cinco;
Movimiento Ciudadano en dos, igual que el PAN, que el PES y el PVEM. Y ello
también implicaría una gran dificultad para ratificar reformas constitucionales en
las entidades de la República, pues los congresos locales tampoco estarían
mayoritariamente bajo control de Morena.
Finalmente, Consulta Mitofsky presentó su medición semanal de aprobación
presidencial, cuyo resultado señala la tercer caída consecutiva de Andrés Manuel
López Obrador, cuyo porcentaje de aceptación se colocó en 56.8 por ciento, -0.3
menos que la semana anterior. Y aun cuando sigue siendo alto, y a pesar de
tratarse del principal –y prácticamente único activo real de Morena-, es consistente
con la tendencia a la baja del conjunto de la “4t”.
A menos de 20 días de las elecciones, así está el escenario. Mientras, en las
cúpulas de poder siguen jugando al traje nuevo del emperador.
Email: aureliocontreras@gmail.com
Twitter: @yeyocontreras

Noticias relacionadas

Deja tu comentario