Amy Winehouse: una vida tormentosa y de escándalos

Imprimir esta nota

CIUDAD DE MÉXICO.- Con un legado musical y una vida marcada por las adicciones, la cantante británica Amy Winehouse es recordada por fans y medios de comunicación a través de videos en los que exponen sus logros, pero también conciertos en los que su salud se ve deteriorada.

En el 36 aniversario del natalicio de la artista, fotografías y videos se comparten en redes sociales de la llamada “Diva del soul” por temas como You Know I’m No Good, cuyo video refleja una relación destructiva sumergida en el mundo de las adicciones y que pareciera un retrato de la vida que llevó Amy en sus últimos años.

En Twitter se difundió un audiovisual de los premios Grammy 2008, en los que Amy Winehouse se hizo acreedora a cinco galardones, entre los que destacó a Mejor Artista Nuevo.

En ese material se muestra a Winehouse desde Londres, pues le fue imposible asistir a la ceremonia en Los Ángeles, desde allí, la cantante presentó los temas Rehab y You Know I’m No Good para luego escuchar a los nominados en la categoría Mejor Grabación y para su sorpresa resultar ganadora, hecho que compartió con su madre y equipo presentes.

El 18 de junio de 2011, Amy dio su último concierto en la ciudad de Belgrado, el cual significaba su regreso a los escenarios, y para sorpresa de los asistentes, la cantante se presentó en estado inconveniente, hecho que la llevó a arrojar el micrófono en repetidas ocasiones, olvidar la letra de las canciones y mostrarse fuera de sí.

El video de esa presentación también es difundido como recordatorio de lo que fue una vida llena de excesos, mismos que fueron retratados en el documental británico Amy, estrenado en el Festival de Cannes y ganador del Oscar como Mejor Largometraje Documental en 2016.

Amy debutó en la música el 20 de octubre de 2003 con al álbum Frank, en el cual demostró su influencia familiar del jazz, misma que la llevó a obtener el Disco de Platino en Reino Unido y nominaciones en los Premios Mercury Music y los Brit Awards.

En 2005, Amy comenzó a construir un largo historial en el mundo de las adicciones y para 2007 fue captada por diarios sensacionalistas, que se dieron a la tarea de difundir imágenes de la cantante afuera de casa, descalza, vestida con un sujetador y jeans, y para ese mismo año, su compañía disquera la ingresó en una clínica de desintoxicación.

Fuente: Notimex

Noticias relacionadas

Leave a Comment