México crece y atrae inversión, pero debemos proteger economía: González Anaya

CIUDAD DE MÉXICO, (Excelsior).- México es un país que crece y atrae inversión, pero «debemos seguir protegiendo la economía en beneficio de todos», subrayó el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio González Anaya.

Durante su comparecencia ante el pleno del Senado de la República en el marco de la Glosa del Sexto Informe de Gobierno en materia de política económica, sostuvo que las finanzas públicas son un fin absolutamente necesario para el bienestar y el crecimiento de la economía.

En su mensaje final ante senadores, el funcionario federal destacó que en medio de los muchos retos que enfrenta el mundo, México ha logrado diferenciarse en los últimos meses de los mercados emergentes que están pasando dificultades.

Esto necesariamente pasa por la capacidad y la voluntad de todas las fuerzas políticas para continuar sumando lo mejor e impulsar los cambios que se requieren como nación y lo que se deba conservar, dijo tras casi dos horas de comparecencia.

No es poco lo logrado, sin duda falta mucho por hacer, y en este aspecto debemos todos hacer nuestra parte para seguir protegiendo la economía del país en beneficio de todos”, expuso el encargado de las finanzas públicas del país.

González Anaya consideró que los retos y las perspectivas son difíciles hacia adelante, pero aseguró que el país tiene una plataforma económica y finanzas públicas sólidas que le van a permitir enfrentar retos con ciertas libertades.

Sin dudas, en un país complejo y grande como el nuestro hay retos, tenemos que ir trabajando, pero también hay activos y uno de estos es una economía que va caminando; quisiéramos crecer más”, argumentó.

Destacó que el tener finanzas públicas sanas no es el fin, es un medio para un fin, pues no hay ningún país en la historia que haya logrado crecer de forma sostenida sin tener finanzas públicas sanas, pero el fin es lograr que haya crecimiento y se genere empleo.

Resaltó que con la reforma hacendaria, la recaudación tributaria aumentó cinco puntos el PIB, lo que permitió reducir la dependencia en los ingresos petroleros, y explica por qué a pesar la caída del precio del petróleo en 70 por ciento no hay problema grave de finanzas públicas.

Apuntó que la economía mexicana ha crecido en promedio sostenido 2.5 por ciento en esta administración y si bien no es el deseado y al que se aspira, a pesar del contexto externo, es una tasa mayor a sus pares, como Colombia, Estados Unidos, Chile, Argentina o Brasil.

Aseguró que la deuda se encuentra en un nivel razonable de 45 por ciento del Producto Interno Bruto, por debajo de países como España, Brasil o Japón y con una trayectoria sostenible y descendente, ya que bajó desde el máximo de 48 por ciento del PIB que alcanzó en 2016 y con ello ha logrado las mejores calificaciones crediticias en la historia.

El secretario de Hacienda mencionó que la inflación promedio de este sexenio en México es la más baja desde 1970, el salario mínimo ha aumentado en esta administración en 15.8 por ciento, mientras que el crédito otorgado por el sector financiero ha aumentado en todos los rubros.

 

DESCENDENTE Y SOSTENIBLE, LA DEUDA PÚBLICA DE MÉXICO: GONZÁLEZ ANAYA

 

 

Aunque la deuda pública de México creció en ocho puntos del Producto Interno Bruto (PIB) es “descendente y sostenible”, aseguró este martes el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya.

En comparecencia en el Senado de la República con motivo de la glosa del Sexto Informe de Gobierno, explicó que en términos nominales la deuda externa hoy alcanza los 200 mil millones de dólares y de deuda interna 5.6 millones de millones de pesos.

El incremento que hubo en la deuda en este sexenio es explicable. Se va aumentar más o menos ocho puntos del PIB; de éstos, un poco más de tres puntos del PIB se deben a movimientos en el tipo de cambio. El tener una deuda externa aumenta la deuda. Poco menos de dos puntos del PIB se debe a una operación interesante. El proceso de transparentar la deuda de pensiones de dos organismos grandes del sistema mexicano, que es Pemex y CFE. Esa deuda no aumenta, se transparentó y se documentó. Finalmente, tres puntos sí son de invertir en infraestructura y en lo que ha ocurrido”, dijo.

González Anaya defendió que la deuda tiene un nivel favorable y razonable, comparado con niveles internacionales

Insisto que la trayectoria descendente de la deuda es lo más importante, nos da la señal de que la deuda poco a poco se va a ir disminuyendo como porcentaje de nuestro PIB, como en tamaño relativo de nuestra economía”, expuso.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario