Tigres, rey de norte y del Apertura 2017

Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.- Los Tigres de la UANL y Ricardo Ferretti vuelven a tocar la gloria, ahora con un sabor especial al ganar en la final al odiado rival, los Rayados del Monterrey, por 2-1 en la final de vuelta (3-2 global) después de ir abajo en el marcador.

Los goles de Eduardo Vargas y Francisco Meza le dieron el título a los Tigres después de recibir el tanto de Dorlan Pabón que puso a soñar, momentáneamente, a los Rayados.

El atacante colombiano abrió el marcador al minuto dos con un disparo pegado al poste, imposible para Nahuel Guzmán, después de la bajada de balón de Rogelio Funes Mori con el pecho.

Después de ello, los visitantes lograron la posesión del esférico y los anfitriones replegaron sus líneas, más a fuerza que por táctica. Fue por el lado derecho, con Luis ‘Chaka’ Rodríguez donde los felinos producían más peligro.

Tigres siguió en el intento por igualar el marcador y lo logró a los 30 minutos, cuando Jesús Dueñas apareció por el sector derecho, dejó la bola a Eduardo Vargas, quien desde afuera del área puso el 1-1 con disparo raso en el quecolaboró el portero Hugo González al atacar mal la pelota.

Tan sólo cuatro minutos después, Dueñas cobró un tiro de esquina en corto por la derecha para Rafael Carioca, quien centró y en el área apareció Francisco Meza para conectar con la cabeza y poner el 2-1.

Ante ello, Monterrey intentó reaccionar e hizo retroceder a los de las UANL, pero su esfuerzo no le alcanzó para empatar y así se fueron al descanso con el marcador a favor del visitante.

Para la segunda parte, los Rayados trataron de hacer daño a la cabaña de Nahuel Guzmán, pero poco podían generar y a los 52 minutos Pabón cobró un tiro libre que se fue apenas por un costado.

Los Tigres se pararon bien en el terreno de juego y lograron contener los embates de los de casa, que tuvieron otra con un disparo de César Montes, que se fue por un lado.

En la recta final, los anfitriones insistieron y el árbitro Fernando Guerreromarcó penal tras una dudosa falta sobre el paraguayo Jorge Benítez, pero aquella oportunidad terminaría en darle la etiqueta de villano a un discreto Avilés Hurtado, quien voló su ejecución y dejó ir la oportunidad del empate.

Para los últimos minutos, el equipo dirigido por el técnico argentino Antonio Mohamed siguió lanzado al ataque, pero ya no le alcanzó y así, Tigres se proclamó campeón del Torneo Apertura 2017 de la Liga MX.

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment