David Bisbal agradece a México

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la energía y simpatía que lo ha caracterizado desde el inicio de su carrera, el can­tante español David Bisbal se entregó a nueve mil 500 per­sonas que se dieron cita la no­che del martes en el Auditorio Nacional para ser testigos de su gira Hijos del Mar.

Para el originario de Al­mería, España, el concierto se convirtió en una muestra de amor hacia México en donde los duetos con Cristian No­dal y Paty Cantú; la música del mariachi, el homenaje a Juan Gabriel y el abrazo de las ban­deras de México y España fue­ron sus muestras más claras.

Alrededor de las 20:30 horas, las luces del recinto se apagaron y quienes toda­vía estaban entrando a la sala apresuraron el paso para en­contrar su lugar. De pronto, la figura de Bisbal apareció en el escenario y sonaron las pri­meras notas de Mi norte es tu sur, y el público ovacionó el regreso del español a México.

“Buenas noches mi gen­te de México, qué maravillo­so sueño estar aquí, una vez más en el Auditorio Nacional, con tantos amigos y amigas. Gracias por tanto, México, por abrazarme desde el primer momento, por hacerme sentir como un hijo más”, dijo Bisbal.

Visiblemente feliz y en con­tacto constante con el público, al que no paró de preguntarle “¿Cómo suena mi México?” y lanzar “Te quiero México”, du­rante toda la velada, una a una interpretó canciones como Antes que noEsclavo de tus besosQuiero perderme en tu cuerpoCulpable El rui­do, fueron tomando vida en el repertorio que el español tenía preparado.

“No hay tiempo para des­cansos”, sentenció Bisbal cuando las primeras notas de 10 mil maneras se apoderaron del recinto y, como una inyec­ción de energía, hicieron bailar y cantar al público; una chica en la primera fila le acercó una bandera de México la cual el español se colocó en el cue­llo, después otro fan le ofre­ció una bandera de España y juntos los dos símbolos pa­trios se unieron en el escenario gracias al amor de Bisbal.

“Me encanta cuando se herma­nan las banderas de España y de Méxi­co, juntos por siempre y para siempre, de verdad que sí”, lanzó el cantante quien sin dar tregua reflexionó de lo mucho que le ha dado Méxi­co, incluyendo la oportunidad de hacer colaboraciones con diversos artistas, como la más reciente con Cristian Nodal, a quien invitó a subir al esce­nario a cantar con mariachi el tema Probablemente.

“Un orgullo po­der presentarme con un artista tan importante”, seña­ló Nodal al término de su participación, cuando Bisbal no dudó en decir: “Me encanta México, en serio que sí”.

Con un set acústico Bis­bal hizo cantar al Auditorio Nacional con temas como Esta ausencia24 horasPara Enamorarte de mí Juro que te amo, pero fue con Dígalecon la que el español invitó al escenario a Paty Cantú para que lo acompañara en la voz, muchos aplaudieron la parti­cipación de la cantante… otros no tanto.

Tras Todo es posibleNo amanece Silencio, Bisbal le compartió a su público la ex­periencia que tuvo hace mu­chos años, cuando hizo una colaboración con el fallecido Juan Gabriel.

“No saben lo nervioso que estaba, me temblaban las piernas”, dijo y agregó: “Lle­ga un momento muy especial, porque esta canción siempre la he tenido en el repertorio, es del señor Juan Gabriel, él nos está viendo, siempre le hago su homenaje”, lanzó el español antes de dar voz a Yo no nací para amar No ten­go dinero, las cuales el públi­co coreó.

El final se acercaba, pero no sin que antes Bisbal inter­pretara canciones como Lo tenga o noMi princesa —de la cual recordó que grabó el vi­deo en México— y Lloraré las penas, pero fue con Ave María cuando la locura se desató, los gritos ensordecieron y las vo­ces se convirtieron en una con la de Bisbal.

Tras una despedida, el es­pañol regresó al escenario para interpretar FiebreEscla­vo de tus besos y hacer bailar a sus fans con Bulería.

Related posts

Leave a Comment