Todos unidos

LONDRES.- “No puedes sal­var el mundo solo”.

Batman, Mujer Maravi­lla, Aquaman, Flash y Cy­borg entendieron que cada uno simboliza la salvación de la humanidad, pero uni­dos como La Liga de la Justi­cia son la esperanza de todo el universo, una lección bastan­te geek que pone la piel chi­nita a cualquier fanático del supergrupo de la editorial DC Cómics y la perfecta metáfora para entender cómo rescatar el mundo real.

“La película es un espejo de la realidad porque se trata de un esfuerzo donde colabo­ras para poder vencer la ad­versidad y para lograrlo, como sucede en la historia de la pe­lícula, Diana y Bruce hacen hasta lo imposible por juntar a todo un equipo para, jun­tos, poder derrotar a nuestro enemigo, algo que sólo pasa cuando un grupo está junto.

“De alguna manera esta cinta simboliza la misma unión de la que hablamos, porque Zack Snyder (uno de los directores de La Liga de la Justicia) fue el que se encar­gó de hacer un ensamble que, de alguna manera, funcionó a pesar de tratarse de seis per­sonas que somos bastante di­ferentes, con ideales bastante particulares, pero que logra­ron adaptarse a seis perso­najes”, contó a Excélsior Gal Gadot, encargada de dar vida a Mujer Maravilla en la pelícu­la de La Liga de la Justicia, que se estrena los primeros minu­tos del viernes.

Para los amantes de las historietas, especialmen­te de esta editorial, la cinta es un sueño hecho realidad, una ilusión que data desde que Sheldon Mayer y Gard­ner Fox introdujeron en 1940 la Sociedad de la Justicia de América en el #3 de All Star Cómics, con personajes de la Era de Oro como The Flash (Jay Garrick), Linterna Verde (Alan Scott, declarado gay), Hombre Halcón, Átomo y Doctor Fate.

Y que continuamente se fue renovando como con la aparición del #28 de The Bra­ve and the Bold en 1960 el de­but de La Liga de la Justicia con la mayoría alineación que mostrará la película, con la excepción del Detective Mar­ciano y Linterna Verde (Hal Jordan).

Hasta llegar a uno de los universos más recientes de DC, The New 52, una historia creada por Geoff Johns, pre­cisamente uno de los super­visores del filme de Snyder y Joss Whedon, y que aparente­mente tuvo mucha influencia en el debut de La Liga en cine, además del #199 de Super­man de 1967 y el acto The Re­turn of Superman, entre otros.

El filme continúa tras la muerte de Superman; el uni­verso vuelve a estar en peli­gro por la llegada a la Tierra de Steppenwolf, uno de los Nuevos Dioses y sirviente del ejército de Darkseid, que bus­ca la Caja Madre, un artefac­to de destrucción planetaria de tecnología que proviene de Apokolips, cuyas tres par­tes fueron escondidas por las Amazonas, los Atlantes y los hombres.

Sólo los metahumanos más poderosos del mundo podrán detenerlo y Batman (Ben Affleck) tiene la tarea de reunir a La Liga, mostrando una cara de las más escondi­das del Murciélago de Ciudad Gótica: su vulnerabilidad.

“A final de cuentas Batman es sólo un ser humano, no tie­ne poderes, no puede volar ni correr a la velocidad de la luz, es un vigilante que termi­na valiéndose de su fuerza, su inteligencia y sus armas por lo cual es natural que se mues­tre esta ocasión como un ser al cual le pueden infringir daño más fácil que a los demás”, confesó Affleck.

Justo en la película, Bru­ce es apaleado una y otra vez por Parademons, por un vie­jo amigo y Steppenwolf. Ade­más de mostrarse bastante confundido por la desapari­ción del kryptoniano, hasta que Mujer Maravilla lo pone en su lugar, como muchas ve­ces lo ha hecho en manos de diferentes escritores.

“Lo importante es que como grupo todos lo ayu­damos porque Batman es el sujeto más importante del grupo, definitivamen­te es una de las mentes más brillantes y el que pro­voca esta unión. Tene­mos mucho que aprender de él, ha estado luchan­do contra el crimen por más de 20 años.

“Y en esta inminente amenaza nos enseña a ser mucho más maduros con nosotros mismos al tener una gran responsabilidad con nuestras habilidades y un maestro de la táctica”, ex­plica Ray Fishar antes de ser interrumpido por Ezra Miller.

“De pronto aparece com­prometido con un grupo de chicos que tiene poderes y tecnología de un cyborg o con un Barry Allen que pue­de romper la barrera de la velocidad y cambiar el cur­so del tiempo (Speedforce) y nos ayuda a encontrar nues­tro sentido en el mundo, es ahí donde, pese a ser sólo un ser humano, Batman es el de­tective y personaje más im­portante para DC Cómics y La Liga de la Justicia”, dijo Miller, quien da vida a Flash.

CAMINO AL TRONO

“Soy un lector de cómics, de­ben saberlo, pero tuve que pasar un tiempo con Geoff mientras construimos el per­sonaje con Zack Snyder, un Aquaman fuerte, cubierto de tatuajes, que pudiera golpear en la cara a Batman y decirle ‘jódete’; él está tratando de salvar gente porque no ha encontrado sus poderes del todo.

“Entonces La Liga de la Justicia se convierte en un fin de semana para su vida, por­que no sabe de dónde viene. Se vuelve más misterioso para la gente, porque Batman, Su­perman y Mujer Maravilla ya tuvieron su película, así que la gente se encontrará con un tipo que aún no es rey de la Atlántida, sino con un gigante lleno de inseguridades, tatua­jes y mucho cabello”, contó Ja­son Momoa sobre el debut del futuro Rey de los Siete Mares.

Uno de los detalles que sólo los fans podrán detec­tar será la rara composición del Tridente de Neptuno, pero no hay por qué temer, el arma que Momoa llama como Ber­nadette, tiene cinco picos que el dibujante brasileño Ivan Reis dibujó para el cómic de Aquaman en The New 52, es­crito por Geoff Johns.

Related posts

Leave a Comment