Se combate a la criminalidad que opera en Guerrero, asegura López Obrador

En medio de los intentos de la jerarquía católica por alcanzar una tregua con el crimen organizado para bajar la inseguridad y violencia en el estado de Guerrero, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que se combate a la criminalidad que opera en esa entidad.

De acuerdo con el mandatario federal, los niveles de violencia que existen obedecen a que «por años» no se hizo nada para detenerla y por ese motivo es que las bandas criminales «tienen bastante capacidad de movilización», pues incluso permea a las comunidades por la vía de los partidos políticos, lo que les posibilita contar en algunos lugares con base social de apoyo.

Desde la mañanera de este martes en palacio nacional, recordó que como ejemplo de esa capacidad hace seis meses aproximadamente un grupo armado decidió tomar la capital del estado «con mucha gente, mil, dos mil personas y estaban buscando un enfrentamiento».

Y lo que hicimos fue no caer en la provocación, se retiró la Guardia Nacional porque querían la confrontación; entonces, tomaron Chilpancingo, aquí yo hablé del tema, a la gente, diciéndoles que no se dejaran manipular; incluso, pusimos aquí unas fotos que acababan de llegar de París, de estos grupos de la delincuencia. No es fácil que desaparezcan, son procesos, vamos avanzando bastante, sobre todo porque los jóvenes son atendidos, los pobres son atendidos», comentó el presidente.

El mandatario dijo que la instrucción para la Guardia Nacional y Fuerzas Armadas en este tipo de circunstancia sigue siendo que se evite caer en provocación, se utilice más inteligencia que la fuerza para que no haya enfrentamientos ni masacres y que se detenga a los dirigentes de las bandas criminales como se ha venido haciendo en su gobierno.

López Obrador consideró que existen muchas resistencias no sólo de quienes piensan de manera conservadora sino de los servidores públicos que imparten justicia.

Ya los jueces actúan con absoluta impunidad y están otorgando libertades a delincuentes y todos los días tenemos que estar pendientes», afirmó.

Dijo que la situación que enfrenta Guerrero «no es una cosa nueva», lo que sucede es que ahora se difunde más.

 

Noticias relacionadas