Rúbrica Matar por matar en Veracruz Por Aurelio Contreras Moreno

Rúbrica
Matar por matar en Veracruz
Por Aurelio Contreras Moreno

La mañana de este miércoles fuimos testigos de una prueba contundente,
dolorosa, aterradora, del fracaso de cualquier “estrategia” de seguridad, civil o
militar, en Veracruz, como reflejo de esa misma situación en el resto del país.
Dos mujeres más, una niña y una maestra, fueron víctimas de la violencia
homicida en el estado, que por enésima ocasión desmiente la palabrería de un
gobierno incapaz y timorato como el de Cuitláhuac García Jiménez.
En Hidalgotitlán, en el sur de la entidad, Roxana, una pequeña de apenas cinco
años de edad, murió víctima de un ataque a su familia mientras arreglaban una
llanta en una vulcanizadora, después de medianoche. Aunque el caso tomó
alguna notoriedad mediática, la lejanía del municipio del centro político lo convirtió
prácticamente en un número más a la estadística.
Muy diferente de lo acontecido por la mañana en la capital del estado. Una
maestra de una escuela primaria, Elizabeth Meza Rivera, fue ejecutada por
hombres armados que le dieron alcance en una motocicleta cuando descendió de
su automóvil acompañada de su nieto, quien no solo presenció con horror el
feminicidio de su abuela, sino que también recibió una bala en la pierna, aunque lo
más probable es que de haber tenido tiempo, los asesinos lo habrían matado
también.
La indignación aquí sí se hizo sentir, en primer lugar desde la sociedad civil, harta
de ver cómo se acumulan “hechos aislados” de violencia inaudita a lo largo del
estado mientras las autoridades están distraídas en la grilla política o en los
pingües negocios al amparo del poder.
Las condenas inundaron las redes, los medios y los espacios públicos, mientras el
gobierno emitía balbuceos cuasi simiescos para intentar minimizar un problema
que nunca han tenido ni cercanamente bajo control y por lo cual, a cuatro años de
haber tomado el poder, no tienen justificación alguna.
“No por un hecho de un día vamos a calificar toda una administración”, dijo con la
sensibilidad y el tacto de un hipopótamo el sujeto que cobra como secretario
de Seguridad Pública en el estado de Veracruz, Hugo Gutiérrez Maldonado,
intentando restarle importancia a la pérdida de una vida, arrebatada con brutalidad
a una mujer inocente, mientras su policía es fiel reflejo del fracaso del modelo de
seguridad del régimen.
Tanto así, que para frenar el escándalo y tapar su ineptitud, el funcionario mandó
a sus policías a una “cacería” de motociclistas, con la consigna de llevar detenidos
forzosamente, sin investigaciones de por medio, para fingir una aparente
efectividad. Varios videos en redes consignaron los abusos policiacos, que han
sido una constante en el sexenio de Cuitláhuac García.
Pero resulta que los “hechos de un día” suceden todos los días. En su reporte de
Incidencia Delictiva para el mes de agosto, el Secretariado Ejecutivo del Sistema
Nacional de Seguridad Pública dio a conocer que Veracruz registró 994 delitos en

ese periodo, para un total acumulado de siete mil 608 delitos en lo que va del
años, ubicándolo en el séptimo lugar a nivel nacional.
El homicidio doloso es de los ilícitos que ha registrado aumentos sostenidos en
Veracruz. En el mismo mes de agosto se reportaron 98 casos, mientras que de
enero a la fecha la cifra oficial es de 589 asesinatos, la mayoría con armas de
fuego.
Mientras que en cuanto a feminicidios, el Sistema Nacional de Seguridad Pública
reporta 49 casos de enero a la fecha, aunque la Fiscalía General del Estado dice
que son 41 y el Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres
registró 51.
El fracaso es total. En Veracruz se mata por matar. Con todo y militares en las
calles.
Email: aureliocontreras@gmail.com
Twitter: @yeyocontreras

Noticias relacionadas