Nuevas evidencias señalan a KBH y Uri Emmanuel Ansbacher como implicados en caso Pegasus

Declaraciones de un testigo protegido de la Fiscalía General de la República (FGR) señalan que en el sexenio pasado, el gobierno federal usó el software Pegasus para espiar a políticos, empresarios y periodistas. La información ha desembocado en una audiencia de juicio oral contra Juan Carlos García Rivera, empleado de Grupo KBH, empresa que forma parte de una red de empresas vinculadas al espionaje y al desvío de fondos públicos.

En la diligencia presidida por el juez de control con sede en el Reclusorio Sur, Luis Benítez Alcántara, la fiscalía interrogó al testigo protegido referido como Zeus, quien aseguró que el expresidente Enrique Peña Nieto y el ex director del Centro de Investigación y seguridad Nacional (Cosen), Eugenio Imaz, hablaban directamente con el dueño de Grupo KBH, Uri Emmanuel Ansbacher Bendrama, para instruirle a quien espiar.

Zeus, quien trabajó en KBH como administrador de proyectos, asegura que García Rivera viajó a Israel para recibir capacitación del software del Pegasus que posteriormente fue aplicado en México, ya que la empresa fue proovedora de distintas dependencias federales en el sexenio pasado para espiar gente, por ello la FGR lo acusó por el delito de intervención de comunicaciones privadas.

El testigo también asegura que en dos ocasiones recibió de manos del chófer de Uri Emmanuel una USB con información que contenía nombres, teléfonos fotos, contactos, correos electrónicos, y otros documentos de todos los personajes espiados de México.

Sin embargo, no es la primera vez que KBH resulta vinculada en actos ilícitos, pues en 2021 la FGR reveló que la empresa propietaria del software Pegasus, utilizaba una maquiladora mexicana como fachada para realizar el espionaje telefónico. Todo mediante la empresa isarelí NSO Group, que utilizaba a la maquiladora mexicana KBH TRACK, como una fachada para llevar a cabo estas acciones.

También se sabe que KBH TRACK recibió depósitos de otras empresas y compartió cargos con algunas de ellas, pues en la página dedicada a la compañía aparecía una referencia a varios contratos con el Ejército y en Compranet, registro virtual de la propia Secretaría de Hacienda, los contratos reflejan que el Ejército contrató a KBH TRACK para adquirir objetos tan dispares como “juguetes para el Día de Reyes”, “sal para recocido”, “aceite de motor” o “pellets de poliamida”.

Todas las pruebas indican que KBH mantiene contradicciones e indicios evidentes que revelan a la empresa como proveedora del software Pegasus, situación que no se puede desmentir ante hechos tan concretos como la huída del país por parte de ciudadano israelita Uri Emmanuel, dueño de KBH TRACK y principal implicado.

Noticias relacionadas