Murillo Karam se queda en la cárcel; le niegan prisión domiciliaria por riesgo de fuga

Jesús Murillo Karam, exprocurador General de la República, se quedará en la cárcel, luego de que un juez federal decidiera no revocarle la medida cautelar de prisión preventiva ante el riesgo de fuga.

Durante una audiencia celebrada la noche de este este jueves en el reclusorio Norte, de la Ciudad de México, el abogado Javier López argumentó que se solicita el cambio de medida debido al deteriorado estad de salud del exfuncionario, sin embargo, le fue negada.

«Estamos sorprendidos de qué a pesar de la irrefutable evidencia médica, el juez de control haya decidido anteponer la política criminal a la vida de un ser humano, manteniendo como argumento el riesgo de fuga», manifestó su la defensa de Murillo Karam.

Murillo Karam se encuentra en el hospital del penal de Tepepan, donde continúa bajo tratamiento médico, tras ser internado en diferentes hospitales seis veces desde que fue detenido, el pasado 19 de agosto, lo que, según su abogado es prueba de que su estado de salud «es reservado».

«El hecho de que se mantenga en la Torre Médica de Tepepan es una prueba de que el estado de salud del licenciado MURILLO KARAM es reservado y requiere tratamiento y observación tal como lo han señalado los médicos tratantes», informó la defensa en un comunicado.

La defensa del exfuncionario federal detalló que Murillo Karam fue diagnosticado con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), hipertensión arterial sistémica e insuficiencia vascular cerebral, por lo que considerán que «la prisión preventiva justificada por riesgo de fuga fue una medida peligrosa y desproporcionada».

“Desde que fue detenido, la defensa y su familia advertimos sobre las enfermedades que le habían sido diagnosticadas a nuestro cliente: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), hipertensión arterial sintética e insuficiencia vascular cerebral”, informó la defensa del exprocurador en su momento.

El ex procurador está sujeto a proceso por los delitos de desaparición forzada, tortura y obstrucción de la justicia, relacionados con la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, en septiembre de 2014.

Su abogado recordó que Murillo Karam ha sido trasladado en 5 ocasiones del Reclusorio Norte a diversos hospitales públicos. «En la última ocasión, registrada el 19 de octubre, ya no regresó al reclusorio, sino que fue llevado a 4 diferentes hospitales públicos: Hospital General de Xoco; el Instituto Nacional de Cardiología ‘Ignacio Chávez’, donde se le práctico de emergencia una cirugía Edarterecotomia Carotidea de Alto Riesgo; Hospital Belisario Domínguez y la Torre Médica de Tepepan».

Noticias relacionadas