‘Los fifís no van a la cárcel’: López Obrador

Al declarar inconstitucional la prisión preventiva oficiosa en delitos como defraudación fiscal y uso de facturas falsas se demuestra que en México «los fifís no van a la cárcel» afirmó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

«Se trata de delincuentes de cuello blanco, entonces no pueden ir a la cárcel los fifís» expresó el mandatario federal al hacer pública su inconformidad y molestia respecto al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que declaró inconstitucional el lunes de esta semana imponer prisión preventiva oficiosa a quienes incurran presuntamente en delitos como el contrabando y operaciones simuladas por considerar que son un riesgo a la seguridad.

El presidente de la República estimó que estas decisiones «no le ayudan al poder judicial federal», el cual debe reformarse porque aún conserva las intervenciones de los neoliberales que sólo se preocupaban por proteger a las minorías.

«No estoy de acuerdo desde luego, creo que es seguir protegiendo a las minorías y castigando sólo a los que no tienen agarraderas, influencias o no tienen con qué comprar su inocencia, me parece que no se actuó bien (…) que no procede considerar delito grave y que vayan a prisión quienes cometen grandes fraudes fiscales, todos los que inventan, alteran facturas, que se hacen inmensamente ricos con la defraudación fiscal, porque se les afecta en sus derechos humanos. ¿Qué pasa cuando banqueros, grandes empresarios, dueños de despachos fiscales cometen grandes fraudes de miles de millones de pesos?», recriminó el mandatario federal.

En su crítica a los ministros, el presidente los cuestionó acerca de si van actuar de la misma manera cuando se trate de defender al pueblo raso.

El presidente dejó claro que cuando se cometen estos delitos la hacienda pública deja de recibir ingresos que podrían ser utilizados para «garantizarle al pueblo el bienestar, el derecho a la educación, el derecho a la salud, para dar trabajo a los jóvenes y para que no se violen los derechos humanos».

Agregó que la resolución inapelable también es ejemplo de que el país vive tiempos de cambio ya que en el pasado «nunca se fallaba en contra de una iniciativa presidencial» y en la actualidad esto es posible porque hay un estado de derecho y una real división de poderes.

Finalmente, López Obrador señaló que aunque no esté de acuerdo con la sentencia, están obligados a cumplirla.

Fuente: Excelsior

Noticias relacionadas