Los latinos quieren golpear fuerte en Tokio

TOKIO.- Con una amplia y variada cosecha de medallas en Río 2016, el boxeo latinoamericano arranca este sábado con optimismo los Juegos de Tokio, liderado por cinco púgiles que ya conocen el éxito olímpico.

Uno de ellos, el cubano Lázaro Álvarez, tiene incluso la posibilidad de convertirse en el primer boxeador de la historia en conquistar medallas en tres categorías diferentes.

Álvarez, de 30 años, cuenta ya con dos bronces, en peso gallo en 2012, y en ligero en 2016; ahora competirá como pluma en Tokio.

Un tercer podio lo elevaría a una altura del boxeo cubano en la que solo se encuentran los legendarios Teófilo Stevenson y Félix Savón, con tres oros cada uno en sus vitrinas.

Cuba también presentará en Tokio a dos de sus tres campeones en Río, Arlen López (75 kg) y Julio César La Cruz (81 kg), en su intento por recortar distancia con la todavía potencia histórica del boxeo olímpico, Estados Unidos.

La isla caribeña suma 37 oros (73 medallas en total) por 50 (114) del decaído Estados Unidos, que acumula tres ediciones olímpicas sin subir a lo más alto del podio.

Tras un discreto paso por Londres 2012, Cuba coleccionó tres oros y tres bronces en Río; a los que Latinoamérica agregó un oro de Brasil, una plata y un bronce de Colombia, una plata de Venezuela y un bronce de México.

Cuba ya no está sola

Río 2016 fue la mejor actuación latinoamericana en boxeo desde Atenas 2004, donde como región sumó más medallas, aunque todas se concentraron en Cuba, que alcanzó cinco oros, dos platas y un bronce.

Ahora América Latina debe confirmar que el éxito colectivo de los Juegos de 2016, que hospedó la región, no fue fruto de la casualidad.

Colombia aterrizó en Japón con un total de seis púgiles incluidos sus dos medallistas de Río, Yuberjen Martínez (plata en 49 kg) e Ingrit Valencia (bronce en 51 kg), prestos a revalidar sus triunfos.

Martínez, de 29 años, logró el mayor hito hasta ahora del boxeo colombiano ya que sus tres medallistas anteriores fueron de bronce: Clemente Rojas (57 kilos) y Alfonso Pérez (60kg) en Múnich 1972, y Jorge Eliécer Julio en (54kg) en Seúl 1988.

El otro medallista de plata latinoamericano en Río, el venezolano Yoel Finol (52 kg), también se presentará con grandes aspiraciones al cuadrilátero de la arena Kokugikan a sus 24 años.

En cambio, Misael Rodríguez (75 kg), bronce por México, no competirá en Tokio después de pasar al profesionalismo concluidos los Juegos de Río, lo mismo que hizo Robson Conceiçao (60 kg) tras lograr el oro para Brasil.

Argentina, con cinco púgiles, República Dominicana (7), Ecuador (4), Perú (2), El Salvador (1), Haití (1), Panamá (1) y Puerto Rico (1) también tendrán representantes en el boxeo de Tokio.

Un latinoamericano más, el venezolano Eldric Sella, subirá al ring como parte del equipo olímpico de refugiados.

El boxeador caraqueño, que pidió asilo en Trinidad y Tobago en 2018, es el único latinoamericano de los 29 integrantes del equipo de refugiados.

Fuente: Excelsior

Noticias relacionadas