Balaceras en Durango dejan 6 muertos

La Fiscalía General del Estado de Durango confirmó dos hechos violentos con saldo de seis personas muertas por rencillas que durante años han protagonizado familias por el cultivo de enervantes, en la Región de las Quebradas, en el municipio de Canelas.

La dependencia estatal informó que fue durante la mañana del miércoles cuando se suscitó la emergencia en las inmediaciones del poblado Cañada del Macho, localidad ubicada en la Región de Las Quebradas, donde se encontraron seis cuerpos del sexo masculino.

Los cadáveres de las víctimas ingresaron alrededor de las 23:00 horas del mismo miércoles al Servicio Médico Forense de Santiago Papasquiaro.

El informe del Agente del Ministerio Público a las 11:15 horas de ayer miércoles se recibió el reporte de parte del número de emergencias 911, alertando de la situación violenta en la localidad mencionada.

Personal de la Fiscalía General del Estado de Durango destacamentada en el municipio de Santiago Papasquiaro, acudió el lugar, también se trasladaron elementos del Ejército Mexicano, Guardia Nacional, Policía Estatal y Municipal.

En el kilómetro 184 de la carretera Los Herrera-Tamazula, en el tramo Cañada del Macho y la cabecera municipal de Canelas, fueron encontrados dos vehículos calcinados, sin víctimas en el lugar.

Mientras que en el exterior de un domicilio del poblado Cañada del Macho, fueron localizados los cuerpos de cuatro personas, todas del sexo masculino, quienes presentaban heridas por armas de fuego.

La dependencia estatal informó que las víctimas fueron identificadas como Javier Coronel González, de 34 años; Carlos Alonso Nevárez Nevárez, de 31; Marco Antonio Rodríguez González, de 24 y César Omar Coronel González, de 23, todos con domicilio en dicha localidad.

En el informe también se detalla que en el antiguo camino a Canelas, entre los kilómetros 2 y 4 fueron localizados los cuerpos de dos hombres, quienes se encuentran en las instalaciones del Semefo en calidad de no identificados.

De acuerdo con las primeras entrevistas en el lugar y evidencias localizadas en la zona, estos hechos violentos podrían estar relacionados con las agresiones suscitadas en septiembre del año pasado, producto de las rencillas que por años han protagonizado algunas familias de la región sobre todo por el cultivo de enervantes.

Fuente: Excelsior

Noticias relacionadas

Deja tu comentario