PLUMA NEGRA…Por Ignacio Alvarez

Enredos de MORENA

Fiesta de pinos

El encargado del changarro de MORENA en Veracruz, Gonzalo Vicencio Flores no se cansa de regarla, apenas la semana pasada se promovió como el designado del dirigente nacional Mario Delegado para hacerse cargo del proceso de selección de candidatos y del propio proceso electoral local del 2021. Sin embargo, este fin de semana difundió en sus redes sociales que a Senadora por Tabasco, Mónica Fernández Balboa había sido designada como Delegada de MORENA para Veracruz.

La pifia del encargado de ese partido no tardó mucho en ser desmentida, la propia senadora tabasqueña salió al pasado para desmentir al morenista que ya no encuentra como llamar la atención a sabiendas de que será removido del cargo y que alguien más decidirá la ruta y los candidatos de MORENA para la intermedia de los diputados federales, los diputados locales y las 212 planillas para los ayuntamientos veracruzanos.

Y mientras que Vicencio Flores sigue alocado por mantenerse al frente de las decisiones del partido en el poder para el 2021, hay otros que también se dicen enviados directamente de las oficinas de Mario Delgado, como lo es Libni Curiel de la Cruz un joven de las Altas Montañas que jura ser el representante personal del dirigente nacional para el estado de Veracruz.

Con más colmillo, pero con la misma ambición por el control de MORENA, el diputado Jaime Humberto Pérez Bernabé realiza su campaña de manera discreta pero intensa para llamar la atención de la diligencia nacional y que sea designado como encargado de la elección 2021 en Veracruz.

Y el colero, Esteban Ramírez busca colgarse de las bardas de la 4T que se pintaron por todos lados para hacerse presente en el ánimo de la militancia, pero al parecer no levanta.

Lo cierto es que a MORENA ya no le da tiempo de un proceso interno que además, tampoco garantizaría mucho si se toma en cuenta que sus formas de elección son con muestras representativas de la población abierta y no con la militancia en pleno.

 Fiesta de Pino

Si bien es una tradición el uso de pinos naturales para las fiestas decembrinas y que existen empresas o unidades de manejo ambiental autorizadas el cultivo y comercialización de los mismos, también es cierto que significan pérdida de unidades verdes para un Veracruz sumido en la deforestación.

El negocio de los pinitos de Navidad se ha convertido en una fiebre y ex funcionarios del gobierno estatal que obtuvieron las concesiones para el manejo de la silvicultura con fines comerciales.

El tema no tiene que ver con la legalidad, pero sí con la moralidad, ya que el 99.9 por ciento de esos árboles que se cortan a los dos o tres años, están condenados a perderse y rodar secos por las calles.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario