Rúbrica; Crisis terminal en Veracruz, Por Aurelio Contreras Moreno

No pasaron ni tres días para que la versión del Veracruz idílico y en paz que nos

pretende hacer creer el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez se desmoronara.
El asesinato artero de la presidenta municipal de Jamapa, Florisel Ríos Delfín, a
manos de hombres armados que la secuestraron la mañana de este miércoles es
un signo irrefutable no solo de la brutalidad criminal que reina en la entidad, sino
también y por mucho, de la descomposición política propiciada por un régimen
incompetente e irresponsable como el que mal gobierna Veracruz.
Florisel Ríos Delfín formaba parte de los ediles surgidos del Partido de la
Revolución Democrática (PRD) que apenas la semana pasada denunciaron
presiones y amenazas por parte del secretario de Gobierno, Eric Patrocinio
Cisneros Burgos, para que se pusieran del lado de los candidatos de Morena a las
presidencias municipales, diputaciones locales y federales que estarán en disputa
en los comicios del año entrante.
Ello provocó que en tribuna de la Cámara alta los senadores perredistas
demandaran al funcionario estatal –que es quien en realidad manda en el gobierno
de Veracruz- que dejara de hostilizar a los presidentes municipales e incluso que
renunciara a su cargo, a lo cual se sumó el propio dirigente nacional de ese
partido, Jesús Zambrano Martínez.
Menos de una semana después de esas acusaciones, la alcaldesa de Jamapa ha
sido asesinada y es hasta ahora que el gobierno estatal jura que “no habrá
impunidad” y que se hará “justicia caiga quien caiga” hasta dar con los
responsables del crimen.
Sin embargo, quizás eso pudieron haberlo hecho desde antes. En un audio filtrado
a medios y redes horas después de haber sido ejecutada, Florisel Ríos hace
serios señalamientos hacia Eric Cisneros, a quien buscó hace pocos días para
pedirle que dejaran de acosar a su gobierno y para manifestarle el temor que
sentía por recibir una agresión contra su vida.
“Ni me saludó y dijo: ‘si tu esposo no se entrega, no le voy a regresar las armas a
tu Policía, te vamos a quitar a la Policía, porque si tú no sabes cómo está tu
Policía, la que estás mal eres tú, por eso te mataron a tu comandante, porque tu
Policía está mal’, se escucha a Florisel Ríos afirmar que le espetó Eric Cisneros.
En otra parte del audio, ella habla de su propia situación personal: “temo por mi
familia, no tanto por mí; el ver a mi familia separada, que mi esposo esté en otro
lugar, que no esté conmigo, que mis hijos los tengo que tener resguardados, no
tengo respaldo de la Policía Municipal, el que puse como comandante me dice:
‘jefa de qué manera la acompaño, la respaldo, si no tenemos un arma”.
Parte del acoso señalado por la munícipe perredista tenía que ver con la detención
del Director de Obras Públicas y la Tesorera del Ayuntamiento de Jamapa la
semana pasada por parte de elementos de la Fiscalía General del Estado, así
como la orden de aprehensión girada contra el ex director del DIF municipal y

esposo de la malograda edil, Fernando Hernández Terán, quien se encuentra en
calidad de prófugo, acusados todos por presuntos “malos manejos financieros”.
Aprovechando esa situación, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez pretendió
zafarse del problema señalando que “no habrá impunidad” aun cuando en Jamapa
existan “procesos penales en curso contra funcionarios y ex funcionarios de ese
municipio”. Como si una cosa pudiera impedir la otra.
Pero lo cierto es que en lo que va de su desastrosa administración, han sido
asesinadas cuatro mujeres que desempeñaban responsabilidades políticas
públicas en la entidad: además de Florisel Ríos, la ex munícipe de Mixtla de
Altamirano Maricela Vallejo, la ex regidora de Texcatepec María del Carmen
Hernández y la ex agente municipal de Ixhuatlancillo Catalina Montalvo Tezohua,
tal como documentó el portal informativo e-Veracruz.
Por mucho menos que eso, en Quintana Roo cayó el Secretario de Seguridad
Pública estatal esta misma semana. Veracruz, por desgracia, se encuentra sumido
en una crisis terminal administrativa, política y moral que lleva a que aquí, no pase
nada. Así maten mujeres en sus narices.
Email: aureliocontreras@gmail.com
Twitter: @yeyocontreras

Noticias relacionadas

Deja tu comentario