Se suicida Daisy Coleman; documentó su caso de abuso sexual

CIUDAD DE MÉXICO.- Como bien sabes, las víctimas de abuso sexual se enfrentan a graves traumas -físicos y psicológicos- . Aunque hablar sobre sus experiencias muchas veces es sanador, otras sólo revive el trauma, como en el caso de Daisy Coleman.

Recientemente se dio a conocer que Coleman quien llevó el caso de su violación a Netflix en el documental ‘Audrie & Daisy’, fue encontrada sin vida en su vivienda el martes por la noche.

Esto lo dio a conocer su madre Melinda al sitio de entretenimiento TMZ.

Daisy fue violada a los 14 años, en 2012, en una fiesta en el estado de Missouri. Los responsables nunca pisaron una prisión. Por eso en 2016, participó en el documental de Netflix que se centra su caso y en el de Audrie Pott, quien también fue violada en septiembre de 2012 en California.

Audrie se suicidó diez días después del ataque y porque varias fotografías de ella parcialmente desnuda fueron difundidas en Internet. 

Estos chicos distribuyeron su foto para humillar y acosar a mi hija. Ella era su amiga. Esta ruptura de confianza sería difícil de manejar para un adulto, mucho menos para una joven’, señaló en ese momento la madre de Audrie Pott.

Ahora, nueve años después de la violación Daisy Coleman también terminó con su vida. Las secuelas de su abuso, el trauma de la agresión, el rechazo de su comunidad y el constante hostigamiento en redes sociales orillaron a Coleman a tomar esta lamentable decisión. 

‘Nunca se recuperó de lo que sucedió. Era mi mejor amiga y una hija increíble. ¡Desearía haberle quitado el dolor! Ella nunca se recuperó de lo que esos niños le hicieron, y simplemente no es justo. Mi bebé se fue’, declaró su madre. 

En enero de 2012, cuando todo esto ocurrió, la madre de Daisy encontró a su hija de 14 años inconsciente en el jardín frontal de su casa. Su hija adolescente había sido abandonada ahí durante la noche por Matthew Barnett, de 17 años.

Matthew la incitó a beber hasta que se desmayó y cuando al fin ella estuvo inconsciente él y otros adolescentes abusaron de ella. Pese a que su madre la llevó a las sala de emergencias y los médicos confirmaron que Daisy mostraba signos de haber sido violada, la policía retiró los cargos contra Barnett tras no reunir la suficiente evidencia. 

Pese a haber recibido ayuda psicológica y relatar su experiencia en el documental Audrie & Daisy, de Netflix, Daisy intentó suicidarse dos veces: sus vecinos la llamaban “puta mentirosa” y en la escuela también era acosada.

Por ello sus padres decidieron mudarse del vecindario. Al poco tiempo Coleman fundó una asociación civil para ayudar a las personas que pasaron por lo mismo, pero en 2019 ella y su familia se enfrentaron a otro duro golpe:  la lamentable muerte de su hermano, quien perdiera la vida en un lamentable accidente automovilístico. 

El pasado martes, Daisy Coleman fue hallada sin vida por su madre. 

Fuente: ACTITUDFEM

Noticias relacionadas