Prioridad, elevar a rango constitucional apoyos

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a que en materia de reformas al poder judicial no habrá retrocesos, sino libertad y democracia.

Al preguntarle su opinión respecto al paquete de iniciativas de ley que fue pospuesto para inicios de febrero próximo y en el que se contemplan escuchas telefónicas para combatir la evasión fiscal y el regreso de la figura del arraigo, el presidente de México dijo que el Poder Ejecutivo Federal no participa para impedir una reforma al sistema de justicia, sin embargo, no está actualizado del contenido de las iniciativas que de reforma que se pretenden impulsar.

Además de que el interés del Presidente se ubica en estos momentos en otra reforma constitucional.

La iniciativa que nos importa ahora que se apruebe es la de elevar a rango constitucional el derecho a la pensión de los adultos mayores, de los discapacitados y el derecho de los estudiantes a la obtención de una beca, eso es lo que más nos importa», apuntó desde el salón Tesorería.

En el caso de la mejora al sistema de justicia, dijo que sí son necesarias algunas reglamentaciones, pero no son impulsadas por el Poder Ejecutivo Federal.

No obstante, garantizó que su gobierno no permitirá retrocesos de ninguna naturaleza.

No se va a retroceder en nada, es libertad y democracia real, auténtica; se inventan muchas cosas también y si hubiese una iniciativa en ese sentido, aquí ustedes presentan lo que algún legislador en uso de sus facultades presenta y aquí opinamos nosotros, pero no va a haber nada que signifique retroceso». aseguró López Obrador.

Al referirse a la comisión de delitos electorales, el presidente remarcó su interés de que no se desvíe el presupuesto público a las campañas electorales para comprar el voto o bien, condicionar los programas sociales para apoyar a alguien en particular o a un partido político.

No falsificar actas, que no voten los difuntos o repartir frijol con gorgojo es el principal interés del Gobierno Federal, agregó el presidente de México al recordar una vez más que el delito electoral ya es grave y se castiga con la privación de la libertad.

No va haber ninguna ley reglamentaria que aminore o que permita evadir un castigo cuando se trata de un acto antidemocrático, así de claro, de sencillo, se acabó el fraude electoral, así como acabar con la corrupción», destacó.

Fuente: Excelsior

Noticias relacionadas

Deja tu comentario