Don Abel vendía 6, 8 hotdogs y ¡le cayeron las redes sociales!

Imprimir esta nota

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuenta don Abel Morales, vendedor de hotdogs:“No le digo que llegué a venir en cero y si vendía, vendía seis, vendía ocho, pero pues ahí diez pesitos, veinte pesitos, algo que me ganara o que me daban era para la papa y es todavía” Él es Abel Morales, un hombre de 73 años que se dedica a la venta de hotdogs en San Juan del Río, Querétaro, desde hace 48 años, es decir, desde 1972.

“Comencé vendiendo paletas, vendiendo paletas y vendiendo hot dogs, los dos. Había una paletería en la que sacaba yo paletas, por decir desde las 11:00 ó las 12:00, hasta las 5:00 ó 6:00 de la tarde, ya a recoger y a agarrar otro carrito, por qué, porque tenía necesidad. ¿Cuánto ganaba?, pues 10, 12 pesos y ya entre los dos a ganaba unos 25 ó 30, pero en ese tiempo eran pesos señor, pesos, entonces me aventé una droguita de un carrito de hotdog, valía $3,500 pesos hace 48 años” Las ventas eran tan prósperas, que incluso logró construir su casa… 

“Logré comprarme un pedazo de terrero, ya van creciendo los hijos; llegué a comprar, en ese tiempo no había carros de volteo, había un señor que te lo daba en burro y hasta por costales” Sin embargo, el panorama cambió conforme fue pasando el tiempo… 

“Quién sabe a qué se deberá, a la competencia o a la crisis, porque no es igual; en ese tiempo no había carros, aparte de los míos no había otros, no había, pero esto pensé y me lo dijeron, señor Abel, esto es una llamarada, una pasadita, debes de aprovechar… y dicho y hecho, así fue”. Los días se volvieron tan duros que las ventas eran mínimas… 

“No le digo que llegué a venir en cero y si vendía, vendía seis, vendía ocho, pero pues ahí diez pesitos, veinte pesitos, algo que me ganara o que me daban era para la papa y es todavía”. Sin embargo su vida cambió desde hace dos semanas: usuarios de redes sociales convocaron a la sociedad a apoyar comprando los hotdogs de Don Abel a través de redes sociales… a la cita, llegaron casi 500 personas… 

Iris Cruz, habitante de San Juan del Río, Querétaro:“El señor estaba en su carrito, estaba parado, estaba preparándose un hotdog y lo que publiqué es que estaba sólo, hacía mucho frío ese día, tenía sus cuatro salchichitas y me dio mucho sentimiento verlo sólo y ya yo les pedí a mis amigos que lo compartieran y ayudaran a comprarle”. 

Abel Morales:

“Muchas gracias por apoyarme, yo lo único que quiero es que me compren nada más un hotdog o dos, es todo el apoyo que les pido, no les pido mucho. Como esa venta, la llegué a tener pero como de 45 años atrás porque yo me iba a los bailes”. 

Hoy la sonrisa ha vuelto a la cara de Don Abel quien, gracias a las redes sociales y a la buena voluntad de los habitantes de San Juan del Río, afirma que de seguir las ventas altas, compraría un nuevo carrito de hotdog.

Noticias relacionadas

Leave a Comment