CONTEXTO POLÍTICO Por: Guillermo RAMOS MURILLO

Imprimir esta nota
  • La UNC-CNPR, cada día más dividida con Carlos Blackaller
  • El dirigente ceneperrista es el enemigo número 1 de los cañeros
  • Los cañeros cenecistas se verán más fortalecidos

 

Por: Guillermo RAMOS MURILLO

*** PARA CUANDO CARLOS Blackaller Ayala deje el año próximo la Unión Nacional de Cañeros CNPR, tiempo en que se le vence su periodo estatutario, habrá de dejar una organización maltrecha, dividida y con unos cuántos agremiados.

Gracias a su cacicazgo, su insensatez, su falta de capacidad y su ambición económica personal, el jalisciense sigue operando con un comité ejecutivo nacional obsoleto, sigue rodeado de puro sexagenario que todo le aplauden y le permiten con tal de seguir cobrando salarios superiores a los sesenta mil pesos mensuales más gastos de “representación”.

Uno de ellos es el secretario general Josafat Pérez Hernández, quien lleva enquistado ya 20 años en la Unión Nacional y nunca que se recuerde, le ha producido un solo beneficio a los cañeros del ingenio La Gloria. El sólo sabe viajar en avión y cobrar bien.

Precisamente en Cd. Cardel, Josafat Pérez es repudiado por la base y el padrón cañero parvifundista de ese lugar apenas llega al 12 por ciento; es decir, la CNPR tiende a desaparecer de un momento a otro.

En muchos estados del país Blackaller Ayala enfrenta ya serios problemas como lo es en su mismo estado natal, precisamente en el ingenio “Melchor Ocampo”, de Autlán de Navarro, Jalisco, en donde también su hermano Gabriel tiene ya casi 20 años en el poder y ya nadie los quiere.

En el ingenio “Plan de Ayala”, todos los cañeros  ceneperristas le renunciaron y la próxima zafra serán de filiación cenecista, en donde serán recibidos con los brazos abiertos por su líder nacional Daniel Pérez Valdés.

En el ingenio Calipam ubicado en el estado de Puebla, ya tampoco nadie quiere saber nada del cacique Carlos Blackaller y su séquito de lamebotas, principalmente el secretario de Finanzas Rigoberto Verduzco Alcaraz.

Pero quienes han iniciado el movimiento y no van a parar hasta derrocarlo si es que no se va por las buenas, son los productores de caña del ingenio “El Molino”, establecido en Nayarit que no piden otra cosa más que cuentas claras a Carlos Blackaller y Verduzco Alcaraz, al saberse con documentos de prueba, que ambos son socios de la empresa SUCROLIQ y han desviado recursos del FIRCO para fines personales.

Los cañeros veracruzanos no se quedan atrás y muchos han comentado que estos siniestros personajes son los enemigos número 1 de los productores de caña al utilizar el cargo para enriquecerse ilícitamente.

Blackaller Ayala no tan solo ha sido tachado de ser acaparador de azúcar y contar con grandes bodegas, sino también es introductor de azúcar en grandes cantidades en perjuicio de miles de cañeros, por lo que es considerado como traidor e indigno “representante” de los cañeros, por lo que ya es necesario y urgente que se vaya antes de que lo saquen.

Ni duda cabe que el ingeniero Miguel Oriz Jongitud se equivocó al heredarle el puesto a Carlos Blackaller porque si hubieran dejado al veracruzano Rolando Saavedra Amador como ya lo habían pactado, la UNC-CNPR ya se habría transformado y otro gallo les cantara a los cañeros ceneperristas.

Pero no hay mal que dure 100 años ni cañero que los resista, por lo que en solo unos meses habrá nueva dirigencia nacional por el bien de los cañeros del país.

*** Y SIN PROPONÉRSELO, la Unión Nacional de Cañeros, A. C., que dirige el ingeniero Daniel Pérez Valdés tiende a fortalecerse y dijo durante una visita reciente al ingenio El Potrero, que “todos los cañeros que quieran afiliarse son bienvenidos a su organización”.

En el movimiento que desde el mes de enero iniciaron en El Potrero Angel Gómez Tapia y José Luis Gordillo Fernández, Daniel Pérez no tan solo hizo acto de presencia en apoyo y solidaridad con los cañeros, sino que también ha recorrido exitosamente diversos estados del país.

Esto no tan solo permitió que los cañeros hayan logrado un buen repunte en el precio del bulto de 50 kilos en las principales centrales de abastos, sino que esperan un mejor precio para el pago de su liquidación final.

Pérez Valdés ha caminado en común acuerdo con los dirigentes locales y quienes no han entendido su mensaje, les han tenido que tocar las golondrinas para que sirva de ejemplo a otros líderes cañeros del país.

Cel: 228 411 7622

Email: comentarios36@gmil.com

Noticias relacionadas

Leave a Comment