Rúbrica; Opacidad, camino directo a la corrupción, Por Aurelio Contreras Moreno

Imprimir esta nota
En el proyecto de Plan Veracruzano de Desarrollo 2019-2024 (PVD) que entregó
el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez al Congreso del Estado de Veracruz, se
incluye un apartado referido a un Programa Especial de “Honestidad y
Austeridad”.
Ahí se plantea que “la ciudadanía veracruzana optó por un cambio a nivel estatal
en julio de 2018, convencida de que solo a partir de la Honestidad es posible
generar una sociedad más justa y equitativa para todos. La operación y gestión
institucional, para el logro de tal exigencia, no puede suponer derroches, gastos
superfluos o injustificados, sino fundarse en la diaria Austeridad, directriz esencial
de las instancias públicas que esta administración aspira a eficientar e innovar”
(sic).
También se establece que el Programa Especial de Honestidad y Austeridad
–mismo que será elaborado y operado de manera coordinada entre la Secretaría
de Finanzas y Planeación y la Contraloría General del Estado- “nace de la
urgencia de armonizar y unificar acciones y políticas públicas dirigidas al
cumplimiento de las responsabilidades en materia de Transparencia
Presupuestaria, Rendición de Cuentas, Combate a la Corrupción, Eficiencia y
Redireccionamiento del Gasto Público”.
Según lo plasmado en el proyecto de PVD –que aún no ha sido aprobado en sus
términos por los diputados de la LXV Legislatura del Estado-, se “fortalecerá el
estado de Derecho y la participación ciudadana en los procesos democráticos
asociados a la implementación de medidas administrativas y presupuestales
eficientes, traducidas en mayores recursos a los programas de mejora en
seguridad, salud, educación y combate a la pobreza”.
Asimismo, se subraya que el objetivo es “erradicar la corrupción en la
administración pública estatal a partir de la implementación coordinada de
medidas para la transparencia y la rendición de cuentas”, con base en el diseño de
una “política estatal transversal en materia de honestidad y austeridad para el
ejercicio legal y transparente de los recursos estatales y federales”.
Lo anterior –se agrega en el documento- bajo tres líneas de acción: aplicar la Ley
de Austeridad para el Estado de Veracruz; garantizar la rendición de cuentas y la
honestidad en el ejercicio de los recursos públicos; y sancionar a servidores
públicos que cometan actos de corrupción.
Este tipo de documentos suelen ser, por lo general, meros compendios de buenas
intenciones que se trazan objetivos irrealizables. O que simplemente los autores
del propio plan no están dispuestos a cumplir a cabalidad. Como parece ser el
caso del gobierno de Veracruz, que ha “pasado de humo” varias de sus decisiones
y acciones, en contraposición con los principios de rendición de cuentas y
transparencia que dice enarbolar.
Un ejemplo reciente de lo anterior es la información dada a conocer este lunes por
Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, que en un amplio reportaje da

cuenta de cómo un funcionario público, Carlos Lomelí, quien se desempeña como
“superdelegado” del gobierno federal morenista en el estado de Jalisco, aparece
en el centro de un emporio empresarial dedicado a la venta de insumos médicos
que, en lo que va de la administración de Andrés Manuel López Obrador, ha
recibido contratos por más de 164 millones de pesos. Solamente del gobierno
lopezobradorista, en menos de seis meses.
De acuerdo con el reportaje firmado por las periodistas Valeria Durán y Laura
Sánchez, una de las empresas que forman parte de este conglomerado,
Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), firmó el pasado mes de
diciembre un contrato con el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez por 36
millones de pesos, mismo que le fue otorgado mediante el método favorito de las
administraciones de la “cuarta transformación”: la adjudicación directa, sin
licitación de por medio.
¿Honestidad y austeridad? ¿Rendición de cuentas? ¿Transparencia? Pues lo
único que se percibe es opacidad, camino directo a la corrupción, pura y dura.
Hasta parece que los asesorara Javier Duarte.
¿Parece?
Email: aureliocontreras@gmail.com
Twitter: @yeyocontreras

Noticias relacionadas

Leave a Comment