CONTEXTO POLÍTICO; Se nos adelantó Tomás Contreras, Por Guillermo Ramos Murillo

Compartir
Imprimir esta nota

*** ESCRIBIR UNAS LÍNEAS de Tomás Contreras García, realmente no es absolutamente nada comparado con los cientos de vivencias que tuvimos desde el inicio de la década de los ochentas, primero en El Sol del Centro y posteriormente en el desaparecido diario El Sol de Córdoba.
No recuerdo las fechas, pero ambos éramos correctores de pruebas y corregíamos las notas de los reporteros, trabajando al lado de excelentes periodistas como Juan José Contreras Lara, Nicolás Rico Bañuelos o David Rojo, de los que más o menos logro retener en este momento. Nuestro director de ese entonces era el licenciado Eduardo Garzón Valdés.
Nuestras inquietudes nos hacían participar en el talleres de formación para que la edición saliera a temprana hora y de esta forma ganarle a la competencia en la circulación del matutino.
Recuerdo que nos tocó en muchas ocasiones hacer la edición de El Sol de la Tarde con un reportero policiaco muy astuto como lo fue Miguel Téllez Vallejo y un reportero gráfico de esos que ya no hay como lo fue también don Roberto Amaro Cuéllar -qepd-.
Antes de emigrar a su tierra natal, el licenciado Garzón Valdés nos invitó a Tomás Contreras y quien a quien esto escribe a incorporarnos como reporteros. Tomás en la sección policiaca y yo en información general, pero la convivencia personal era todos los días, los 7 días el semana y los 365 días del año.
No había un hecho policiaco trascendente en que no estuviera la pluma de Tomás Contreras García y las fotos de don Roberto Amaro, muy a pesar de que en esos tiempos no había radios, tablets, cámaras digitales, ni mucho menos teléfonos celulares.
Otra época que también no puedo pasar por alto fue cuando nuestro director Elías Rivera Sánchez nos mandó a abrir El Sol de la Cuenca con nuestro amigo Ricardo Monluí Cabrera, Paco Espinoza Rosas, Javier Vallejo Luna, Lino Avila, Mariano Montenegro y también comenzaba a hacer sus pinitos Mario Muñoz Parra.
El Sol de la Cuenca nunca repuntó en sus tres intentos pues tuvo siempre el contrapeso de El Dictamen, El Correo de Sotavento y posteriormente la Crónica de Tierra Blanca, pero los intentos fueron buenos porque un grupo de jóvenes reporteros hacían diariamente el mayor de los esfuerzos.
Citar fechas y notas periodísticas redactadas por Tomás Contreras García me resulta casi imposible de recordar, pero lo que sí recuerdo y llevaré siempre presente es su amistad sincera, valiosa y a partir de hoy entrañable.
Hace unos meses Tomás y yo platicábamos precisamente en las inmediaciones del ingenio El Potrero las enfermedades que padecíamos en común y que nos aquejaban y hasta quedamos de buscar alternativas naturistas.
Ignoro si el cierre del periódico que tanto quiso y en el que se formó desde sus inicios con una trayectoria de más de 35 años le afectó anímicamente, pero lo cierto es que en buen Toma sín se nos adelantó en el camino y más tarde que temprano nos volveremos a encontrar, de eso sí estoy seguro.
Que Dios Nuestro Señor le de pronta resignación a su familia y a Tomás Contreras también que Dios le de un descanso eterno. Hasta pronto Tomás.

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment