Rúbrica; “Moches” en el IVD, Por Aurelio Contreras Moreno

Compartir
Imprimir esta nota
Aunque ya a nadie le sorprende que aquello de “no robar, no mentir y no traicionar
al pueblo” se haya quedado en el nivel de la simple retórica de campaña, lo que sí
es de llamar la atención es que en gobiernos como el del estado de Veracruz haya
incrustados tantos personajes cuyas malas prácticas, asociadas a presuntos actos
de corrupción, son no solamente conocidas, sino recurrentes y persistentes.
Es el caso, por ejemplo, del Instituto Veracruzano del Deporte (IVD), dirigido en el
membrete por David Fernando Pérez Medellín, pero en donde el que hace y
deshace es un mediocre ex futbolista de los Tiburones Rojos del Veracruz,
Francisco Bravo Bravo, quien funge como subdirector administrativo del
organismo.
Entre otras cosas, este sujeto ha sido señalado por retener los recursos para el
pago de becas para atletas que desde mediados del pasado mes de enero fueron
transferidos al Instituto Veracruzano del Deporte por la Secretaría de Finanzas y
Planeación, colocando a los beneficiarios en una situación de indefensión. A pesar
de las protestas, no hubo explicación alguna por parte del organismo para justificar
esta omisión.
Pero no es ésta la única “hazaña” de “Paco” Bravo, como es conocido en la zona
conurbada Veracruz-Boca del Río, donde tiene un largo historial. Durante su
gestión como director de Fomento Deportivo del Ayuntamiento de Veracruz en el
cuatrienio de Ramón Poo Gil, fue acusado de invertir recursos federales de
manera irregular en dos unidades deportivas cuyos terrenos no pertenecen al
gobierno municipal.
Además, el actual regidor tercero del mismo ayuntamiento porteño, Miguel
Hermida Copado, señaló en el pasado mes de febrero que durante los primeros
diez meses de 2018, la Dirección de Fomento Deportivo recaudó la misma
cantidad recursos que lo que la anterior administración ingresó a las arcas
municipales en cuatro años, revelando, por lo menos, una pésima gestión y la
sospecha de actos de corrupción.
La más reciente jugarreta de Bravo Bravo sucedió durante la Olimpiada y
Paralimpiada Estatal Juvenil Veracruz 2019. De acuerdo con información hecha
llegar a quien esto escribe por los afectados, dos días antes de su inauguración, el
pasado 15 de marzo, la empresa que se encargaría de la organización y
producción del evento fue despojada del mismo, el cual le fue asignado
directamente por el subdirector administrativo y por el titular del órgano interno de
control del IVD, Luis Antonio Hernández Reyes, a una compañía de Fortín de las
Flores, denominada “Multiservicios”, que, según esto, no mencionó a nadie como
representante legal ni firmó el contrato entregado al Instituto Veracruzano del
Deporte.
La razón del cambio fue que la empresa escogida originalmente por el director del
IVD, David Fernando Pérez Medellín, se negó a pagarle a Francisco Bravo un
presunto “moche” del 30 por ciento del total del monto a facturar, por lo cual el ex

futbolista prefirió buscar a alguien más “razonable”. “Ése es el pase de
autorización de los servicios para entrar a la corrupción que sigue generando Paco
Bravo y su grupo”, afirman los afectados, que se quedaron al garete, sin que el
IVD les pague lo que ya habían invertido en la producción del evento inaugural.
Poco después de haber asumido el cargo, el propio director del IVD, David
Fernando Pérez Medellín, admitió que tenía tres días de haber conocido a
Francisco Bravo, revelando con ello que su nombramiento provenía de otra parte.
¿Quién será el “protector”?
Estas prácticas de innegable corrupción eran comunes y corrientes durante los
gobiernos de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa. Incluso, en el bienio
de Miguel Ángel Yunes Linares también hubo señalamientos de este tipo. Entre
sus consecuencias están la bancarrota de varias empresas y proveedores
gubernamentales, obras y servicios no prestados ni construidos pero sí pagados, y
una rapacidad que terminó por colapsar al estado. El IVD fue uno de los múltiples
“pozos sin fondo”.
¿Será que con Cuitláhuac García los “moches” también serán requisito sine qua
non para “trabajar” con el gobierno estatal?
Email: aureliocontreras@gmail.com
Twitter: @yeyocontreras

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment