CONTEXTO POLÍTICO Por: Guillermo Ramos Murillo

Compartir
Imprimir esta nota
  • Juan Martínez, y su primera ponencia en el Congreso de la Unión

Por: Guillermo Ramos Murillo

*** EL DIPUTADO FEDERAL por el distrito 16 de Córdoba Juan Martínez Flores, inició sus actividades legislativas con el pie derecho y llevó a cabo con total éxito su primera ponencia ante la tribuna más alta del país, como una muestra de que las cosas andan muy bien con la bancada morenista en el Congreso de la Unión.

A como se observan las cosas, ésta no será la primera vez que el galeno cordobés utilice la palestra para llevar más adelante algunas iniciativas, proyectos en diversos ramos que beneficien a miles de veracruzanos que confiaron en su proyecto. El legislador federal tiene desde ahora el visto bueno de su bancada para hacer las propuestas necesarias y vaya que serán bien aceptadas por los veracruzanos.

De esta forma y en representación del grupo parlamentario de MORENA, el diputado federal por el distrito de Córdoba, Juan Martínez Flores, dijo que la corrupción es el principal

problema  que afecta a la vida política, social, cultural  y democrática del país  luego de tener  el uso de la voz  en la tribuna del Congreso Federal.

En el mismo orden de ideas, dijo que este problema limita el crecimiento el crecimiento de las empresas, socava la confianza del servicio público. y sobre todo impide ejercer plenamente los derechos humanos.

Señala el legislador federal que ante la entrega del último informe de labores del Presidente de la República Enrique Peña Nieto, en el que resaltó más que nada el combate a la corrupción y la transparencia, dijo que la reforma anticorrupción buscó establecer un nuevo régimen legal e institucional para prevenir actos de corrupción,” sin embargo, desde esta tribuna le decimos al titular del Ejecutivo que en esta asignatura deja muchos pendientes”.

Continuó diciendo en su intervención “Hoy mismo la sociedad mexicana sigue cuestionando sobre la Casa Blanca, su contratista e invitado favorito a la presentación de sus informes de gobierno. Nos referimos a Hinojosa Cantú, sí, al empresario al que le fueron otorgados contratos millonarios como el tren México – Querétaro. Gracias a este y su cancelación se dieron a conocer los hechos de corrupción más emblemáticos de este sexenio, los contratos y concesiones otorgados al grupo HIGA, a OHL y Odebrecht, la empresa brasileña. Asimismo, conocimos de las casas lujosas que han adquirido algunos miembros de gabinete presidencial”.

“Durante su administración se evidenciaron por primera vez las corruptelas de los ex gobernadores ahora sujetos a juicios como Javier Duarte de Veracruz, Cesar Duarte de Chihuahua, Tomás Yarrington de Tamaulipas y Roberto Borge de Quintana Roo, todos emanados de las filas del PRI. Los delitos cometidos por ellos formaron parte una red de complicidades para hacer negocios al amparo del poder público.

“La estafa maestra”, otro gran escándalo de corrupción evidenció la utilización de las dependencias gubernamentales con la finalidad de colocar fuentes de financiamiento obtenidas de forma ilícita en el ámbito del sistema financiero o en su caso en procesos electorales, lo que les permitía generar condiciones inequitativas en estos”.

“Estas acciones han sido comparadas con delitos equiparables al lavado de dinero. Hoy mismo se afirma que estas conductas son evidencia de mecanismos de operación muy bien establecidas similares al lavado de dinero desde grupos delincuenciales, empresariales y ahora gubernamentales”.

“Lic. Enrique Peña Nieto, los escándalos de corrupción durante su administración, la presión de la sociedad, los medios de comunicación y de las organizacionales no gubernamentales, obligaron a crear un entramado institucional con la finalidad de combatir la corrupción imperante en su gobierno. De esta manera este Congreso legisló para dar vida al Sistema Nacional Anticorrupción, mismo que aún se encuentra en su etapa inicial, sin embargo, el principal problema para que este pueda consolidarse ha sido la voluntad política del partido político que lo llevó al poder”.

“Está por concluir su administración y con la mayoría del PRI en ambas Cámaras del Congreso de la Unión sus legisladores no quisieron poner en funcionamiento dicho sistema. Pues aún están pendientes los nombramientos del Fiscal Anticorrupción, de los magistrados de las salas del Poder Judicial especializadas en delitos de corrupción, los titulares de los órganos internos de control de los órganos con autonomía constitucional: el INAI, la COFECE, el IFETEL, el INEGI, la CNDH y el INEE. A la fecha 13 entidades federativas no han expedido las leyes y realizado las adecuaciones que permitan la eficaz implementación del sistema”.

“Durante la integración del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción se resaltado que la cabeza de este órgano sería un integrante del Comité de Participación Ciudadana, sin embargo, sus atribuciones están limitadas. A más de año y medio de su instalación no se han logrado publicar los formatos para que los servidores públicos puedan presentar su 3 de 3, la declaración del conflicto de interés es otra de las asignaturas pendientes”.

“En su informe se resalta que más de 46 mil servidores públicos han sido amonestados, multados, suspendidos, destituidos y/o inhabilitados. Pero los mexicanos nos seguimos  preguntando” ¿Cuándo se aplicará la ley a los peces gordos? ¿Será que antes de que termine su mandato podamos conocer las investigaciones que durante varios meses llevar la PGR en el caso Odebrecht -escándalo de corrupción a nivel mundial- y podamos ser testigos por primera vez que un ex titular de su gabinete será castigado por hechos de corrupción?

Con la Reforma Constitucional en materia de Transparencia, se expidieron la Ley General y Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, la Ley Federal de Datos Personales y la Ley de Archivos.

Este andamiaje legal, busca garantizar el derecho de acceso a la información y resguardar los datos sensibles de la ciudadanía en posesión de las instituciones.

Sr. Presidente permítame felicitarle, porque en materia de archivos y datos personales vaya que se ha cumplido. Hoy con estas leyes lo que se ha logrado es darle legalidad a la reserva de los temas que más han lesionado a la sociedad mexicana.

Hoy después de 50 años no podemos conocer la verdad histórica sobre el movimiento estudiantil de 1968, tampoco lo ocurrido en la matanza de Tlataya, lo que pasó con los 43 estudiantes de Ayotzipana. Todos estos temas están reservados.

En materia de transparencia se estableció que no podría clasificarse como reservada información referente a actos de corrupción. A casi dos años y después de conocer a través de diversos medios de comunicación que el ex titular de PEMEX había recibido sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, el expediente, los contratos y toda la información referente a este tema también está reservada; es decir, ni si quera se ha reconocido que se trata de un evidente hecho de corrupción. En esta materia no hemos avanzado.

Si bien con la expedición de estas leyes se incrementó en número de sujetos obligados, la realidad es que desconocemos el destino de la inmensa masa de los recursos públicos. La Auditoría Superior de la Federación aún tiene limitaciones para fiscalizar la mayor parte del gasto público.

Si bien en el Portal de Transparencia Presupuestaria encontramos los datos generales de más de 700 programas federales, no podemos tener acceso a los contratos y las empresas que se les otorgan dichos contratos.

La opacidad que impera en los tres ámbitos de gobierno han permitido que México se coloque como uno de países más corruptos a nivel mundial.

Desde esta tribuna afirmamos que los legisladores de MORENA estamos comprometidos con los tres principios que ha sostenido el licenciado Andrés Manuel López Obrador. “No mentir, no robar y no traicionar”.

Pugnaremos para que desde esta Cámara de diputados la transparencia, la rendición de cuentas y el combate a la corrupción, no solo sea un discurso, sino una realidad.

Hoy MORENA como grupo mayoritario en el Congreso de la Unión, le reitera a la ciudadanía, cumpliremos nuestros compromisos. Cambiaremos el régimen político en el que imperó la opacidad, la impunidad y la corrupción. Instauraremos una verdadera democracia en México.

El nuevo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, busca una nueva relación entre poderes. Esta mayoría legislativa será disciplinada y responsable con el mandato de servir al pueblo y la nación.

Que nuestras acciones sean el reflejo de nuestras convicciones.

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment