Cerca de 250 familias pesqueras de Tepic. están en inminente riesgo

Compartir
Imprimir esta nota

Las familias serán llevadas provisionalmente a refugios de municipios cercanos

Tepic.- Más de 250 familias de la localidad pesquera de Palmar de Cuautla -del municipio de Santiago Ixcuintla– tendrán que cambiar de lugar ante el inminente riesgo que representa desde hace 42 años, la falta de prevención al construir un canal que se ha ensanchado naturalmente, y permite que el mar desaparezca al pueblo, poco a poco.

Según el encargado del despacho de la Dirección de Protección Civil y Bomberos de Nayarit, Luis César Guzmán, estas familias serán llevadas provisionalmente a refugios de municipios cercanos y posteriormente, el Instituto Promotor de la Vivienda de Nayarit (IPROVINAY) les dotará de viviendas para que puedan rehacer su vida.

“Ya platicamos con estas familias y están de acuerdo que las reubiquemos en casas dignas; no estaban de acuerdo con lo que planeaban gobiernos pasados, respecto a la calidad de las viviendas pero ahora el IPROVINAY está realizando los proyectos” aseguró Guzmán.

cvcv

El canal de Cuautla fue construido en 1976 bajo aprobación del entonces presidente de la República, Luis Echeverría, con un ancho de 40 metros, 2 metros de profundidad, 4 kilómetros de largo y una ganancia al mar de 200 metros, con la intención de mejorar la pesca, pero el oleaje, la convergencia de ríos y otros factores de la geografía del sitio, han ensanchado el canal, afectando a la población.

Actualmente el ancho es de tres kilómetros, más de 20 metros de profundidad y el pueblo ha perdido más de 1 mil 300 metros de terrenos y se han afectando más de 500 hectáreas de cultivo y manglares.

Ya han desaparecido o cambian de lugar, escuelas, casas, iglesias, y ramadas donde comercian los productos del mar; además de que cientos de familias han migrado a otros sitios, incluso a Estados Unidos, para evitar perder su patrimonio l su vida.

Desde la noche de este lunes se activó una alerta para evacuar a la población por los efectos climatológicos provocados por Jhon e Ileana -mareas altas, fuertes lluvias e inundaciones- y han participado más de 50 elementos de diferentes corporaciones de protección civil estatal y municipales, para atender la emergencia.

En años anteriores, la mayoría de las personas se han opuesto a la reubicación porque no querían dejar sus casas o negocios, a cambio de casas demasiado pequeñas que les ofrecían las autoridades.

dffd

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment