Hidalgo llora a mineros sepultados en Deghantzha

FRANCISCO I. MADERO, HIDALGO.- Las esperanzas de encontrar sobrevivientes del derrumbe de la mina de Deghantzha, municipio de Francisco I. Madero, disminuyeron luego de que la madrugada del viernes fue localizado el cuarto cuerpo de un total de cinco personas que quedaron sepultadas entre toneladas de mármol.

De acuerdo con la Subsecretaría de Protección Civil y Gestión de Riesgos, la víctima fue localizada cerca de las 6:30 horas de la mañana del viernes, cuando se reanudaron las labores de salvamento en la mina de mármol comunitaria.

El hallazgo se dio al ubicar el camión de carga en que viajaban los trabajadores y el cual quedó sepultado entre las grandes rocas de mineral.

Para extraer el cuerpo fue necesario cortar la puerta y carrocería del camión de carga, luego de que la víctima quedo prensada.

El personal de rescate mantiene la búsqueda de una quinta persona que quedó sepultada en el derrumbe.

Las maniobras se llevan a cabo con extrema precaución luego de que durante los trabajos del jueves – en que fueron extraídos los cuerpos de dos mineros más, así como el de un pastor que acostumbraba convivir con los trabajadores a la hora de su descanso- se registró un segundo derrumbe en el sitio.

Para llegar a la mina de Dengantzha, la entrada es la comunidad de Benito Juárez. En el límite de la localidad comienza un camino de terracería de más de 10 kilómetros.

Entre llanto y negación a creer lo ocurrido, este viernes fueron sepultadas tres de las víctimas de la tragedia minera de Hidalgo: Julián Velázquez, de 60 años de edad, dedicado al pastoreo y vecino de la comunidad de Benito Juárez; así como los mineros Raúl López, de 36 años y Adrián N, de17; ambos de Dengantzha.

Mientras que en su domicilio era velado Adrián Aguilar, de 18 años de edad, quien será sepultado este sábado.

LA TRAGEDIA DE LA FAMILIA AGUILAR

En Dengantzha, la tragedia se ensañó con la familia de Adrián Aguilar. A sus 18 años, el joven minero tenía apenas un mes laborando en la mina comunitaria.

Según contaron familiares de éste, con autorización de Alberto Aguilar –padre de Adrián-, el joven iba a ser padre, producto de su relación con su pareja, de 16 años de edad, de quien pidieron omitir su nombre por respeto a su duelo.

No lo podemos creer, vemos la caja y no entendemos que una vida tan joven se haya ido así, tan sorpresivo, es como un mal sueño”, señaló Timotea, tía de Adrián.

Su esposa está muy mal, por la impresión tiene riesgo de abortar, porque en la mina además de Adrián murió su papá”, dijo en relación a Raúl López, de 36 años, quien fue sepultado alrededor de las 15:00 horas del viernes.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario