Hugo López, un hombre valiente

CIUDAD DE MÉXICO.- “Entre las cosas hay una de la que no se arrepiente nadie en la tierra. Esa cosa es haber sido valiente”. Ésta es una fra­se atribuída al escritor argen­tino Jorge Luis Borges y que se volvió mediática por Luis Miguel, la serie.

En el show sobre El Solera una expresión recurrente del mánager del intérprete, Hugo López, quien se la pronun­ciaba en varias ocasiones.

El enunciado fue caracté­rístico en la vida del argenti­no, quien, a decir de su hija, Mariana López, el personaje que interpreta el actor César Bordón es muy parecido a su padre.

En entrevista con Excélsior, Mariana dice es­tar muy contenta por la ma­nera en que retratan a su papá, aunque, añade, desde su perspectiva, consideraba que tenía el carácter “un po­quito más fuerte”.

Cuenta que lo describen de una forma muy exacta y cree que Luis Miguel quiere presentar esa parte de noble­za y de lo que representaba para él

Quizá si lo ponen con un carácter más fuerte, se pier­de ese sentido de empatía que había entre ellos y todo el amor que mi papá le tenía y todo lo que le apoyó. Estoy muy agradecida de que Luis Miguel lo esté presentando de esa forma porque es exac­tamente como él lo veía”, co­menta López en entrevista.

Como se muestra en la serie, que terminó su pri­mera temporada el domin­go pasado, Hugo López fue director del desaparecido centro de espectáculos Pre­mier. Gracias a su padre, Ma­riana podía ver los shows de los famosos que ahí se pre­sentaban y se la pasaba en el inmueble. Incluso, estuvo presente durante la pelea en­tre Luis Rey y su papá, aun­que no en el mismo espacio, y cuando Luismi le pidió a López que lo representara.

“Recuerdo que en su ofi­cina (en Premier) tuvieron una pelea porque mi papá se enojó y al parecer este señor (Luis Rey) lo amenazó, por­que mi papá le decía ‘¡No me amenaces, a mí no me ame­naces!, no te tengo miedo’, posterior a eso Luis Rey salió muy enojado.

“Luego, Luis Miguel dio una serie de conciertos ahí y después mi papá me con­tó que Luis Miguel le aca­baba de pedir que fuera su mánager, pasó un tiempo y cuando tuvo control en su mayoría de edad cerró el trato con mi papá.

(Fue) una época maravillosa que yo acabo de revivir con todos los ca­pítulos (de la serie), cada que terminaba un episodio, me ponía a llorar”, comparte.

Al igual que en la serie de Netflix, a Hugo López (como a su papá) le diagnostica­ron cáncer de colon aproxi­madamente a los 49 años y murió a los 51, en 1993. Once años antes de fallecer, superó un cáncer de garganta.

Cuando Hugo López mu­rió, Luis Miguel estuvo todo el tiempo en el velorio. Mariana recuerda varias situaciones y lo que le escribieron a su pa­dre en el libro de condolen­cias no sólo Luis Miguel, sino varios famosos y empresa­rios de la época. A la fecha, señala, varias personas le di­cen que López fue uno de los más grandes mánagers de México.

Cuando falleció su padre, un par de días después, fue a un show en el Auditorio Na­cional con el que Luis Miguel iniciaría una exitosa serie de presentaciones.

Mi papá, una noche antes de morir, dijo que ni aunque se acabara el mundo iban a dejar de dar esos concier­tos, entonces, en honor a él, se dieron y durante ese show Luis Miguel le dedicó unas palabras de agradecimiento”, recuerda.

Después, Mariana ya no tuvo relación con Luis Mi­guel. En los 90, si no era por un teléfono fijo, era difícil mantener contacto con al­guien. Debido al dolor de perder a su papá, prefirió ale­jarse del medio. Le costó mu­cho trabajo ir a otro concierto de El Sol y le tomó entre seis y ocho años regresar a uno.

Como muchos hijos, Ma­riana quería parecerse a su padre, pero él le respondía que no, que todo lo del mun­do del espectáculo era ficti­cio, que lo más hermoso era el amor y la lucha por los sue­ños de cada quién.

Una idea pa­recida que le dice Hugo López a Luis Miguel en los úl­timos capítulos, como la de “nadie se arrepiente de ser valiente”.

“Era real. Tam­bién me decía que no me to­mara la vida tan en serio, que disfrutara, que tuviera varios novios. Era muy abierto con­migo y decía las cosas direc­tas. Otra frase era: ‘todo lo que tú generes con el sudor de tu frente, es lo que más vas a valorar en la vida’.”

ROMANCES

Mariana dice que antes de sacar el disco Romances, Luis Miguel le mencionó a su padre la posibilidad de cantar rancheras, a lo que su papá le respondió que no, que no tenía perfil para rancheras, mejor para boleros. Grabaron las canciones y Hugo López siempre le pedía consejos a su hija de si le gustaban o no.

Mi papá quería hacer el tercer (disco de Romances) y cuando lo sacaron, sentí como un agradecimiento por parte de Luis Miguel, porque varias de las canciones ele­gidas por él estuvieron ahí”, recuerda.

Desde aquel entonces, han pasado muchas co­sas. Su madre, Rosa Martín del Campo, empezó a ver la serie, pero le dio un poco de conflicto por los recuer­dos. Al final, la vio completa y está muy satisfecha por la forma en que se plasmó a su expareja.

Los papás de Mariana no se casaron. Se conocieron en 1975 y en 1977 nació Maria­na. Se volvieron muy bue­nos amigos y más adelante, cuando decidieron estar se­parados, hasta conoció a las novias y a las dos esposas de López: Raquel (tres meses de casados) y Lucía Miranda (con quien se casó en 1987, hasta la muerte de Hugo).

Quizá con ella se acercó la pro­ducción para desa­rrollar el personaje de Hugo, comen­ta Mariana. Pero quien sí la ha bus­cado es la pro­ducción de Luis Miguel, la serie, para crear un documental sobre la vida y carrera del mánager.

Están realizando un pe­queño guión con varias en­trevistas que me han hecho y lo van a enviar a autorización para ver si se puede realizar la producción. Sería como un documental pequeño en donde se hablará de él y de todos los artistas con los que colaboró, obviamente tam­bién se hablará de Luis Mi­guel para complementar un poco a la serie”, subraya.

Mariana es una mujer va­liente tal y como se lo ense­ñaron sus padres. Asegura enfrentar la vida, con mucho valor, como le aconsejaba Hugo López.A

Noticias relacionadas

Deja tu comentario