Internet cambió para siempre cómo vivimos el Mundial de fútbol

Compartir
Imprimir esta nota
CIUDAD DE MÉXICO.- Durante todo un mes, somos partícipes de uno de los eventos deportivos con mayor concurrencia de espectadores, la Copa Mundial de Fútbol.

Un elemento que se hará presente es la presión de tráfico de señales de telecomunicaciones que ejerceremos sobre todas las redes disponibles. Esta será la más alta, con excepción de cuando ocurren fenómenos naturales como terremotos, tsunamis, huracanes, entre otros.

En el pasado prácticamente la televisión era la única forma para poder disfrutar los partidos del torneo. Ahora contamos con una mayor diversidad de dispositivos y plataformas que abren la posibilidad de interacción durante la ocurrencia del juego.

En este sentido, destaca la importancia que han tenido y tendrán dispositivos móviles como medios de acceso a las transmisiones en vivo y estadísticas del Mundial.

En Brasil 2014, poco más de 3,200 millones de personas alrededor del mundo disfrutaron desde sus televisores la cobertura de los partidos, de acuerdo con cifras de la FIFA, mientras que 280 millones lo hicieron desde un dispositivo móvil.

En esta edición mundialista, el número de Smartphones en activo en manos de mexicanos ascenderá a 103.1 millones, un crecimiento de 130% en comparación al mundial anterior.

Entre estos, poco más de 8 de cada 10 cuentan con acceso a servicios de Banda Ancha Móvil, por lo que dispondrán de contenidos e información de los encuentros en todo momento y en todo lugar.

Adicionalmente, destaca la oferta y accesibilidad de aplicaciones móviles con contenido deportivo especializado, tal que 5.5 millones de personas son usuarios de estas en el país.

Otro elemento importante en esta interacción mundialista serán las redes sociales, plataformas en las que los usuarios se informan y comparten sus impresiones y puntos de vista de los partidos.

Durante este mundial cobrarán una importancia nunca antes vista, al contabilizar 76 millones de usuarios potenciales, un aumento de 50% con relación a los 51 millones registrados 4 años atrás.

Este fenómeno de masas, se consolida como un detonador del consumo de servicios de telecomunicaciones.

También es un importante catalizador en la adopción de dispositivos de acceso a las transmisiones de este evento deportivo, con su consecuente efecto positivo tanto en la generación y transmisión de contenidos como de otros asociados, ingresos publicitarios y uso de plataformas.

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment