Cada año empeora el robo de smartphones en México

Compartir
Imprimir esta nota
CIUDAD DE MÉXICO.- En 2017, alrededor de 936 mil celulares fueron robados en el país, seis veces más que lo registrado en 2012, cuando fueron 156 mil, de los cuales mil unidades han sido detectadas que se utilizan para amenazas de secuestro o extorsión.

El director general de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), Gabriel Székely, expuso que estos datos son parte de un estudio realizado por el organismo que encabeza y por la empresa GSMA, aunque dijo no son números totales.

“Sólo son de las personas que se animan a denunciar, no quiere decir que es el total de los robos. No hemos parado ese problema, tratamos de ayudar con el programa en donde la gente le dice a su operador que le robaron el celular, el cual cuenta con la confianza del consumidor”, manifestó.

Al participar en el foro “México digital, innovación y transformación tecnológica para creer con inclusión y equidad”, organizado por Mediatelecom Policy & Law, mencionó que han detectado que mil equipos son utilizados para amenazas de secuestro o extorsión.

Precisó que esos actos delictivos se realizan desde siete de los 400 penales que existen en México, en donde se encontró que los bloqueadores de señal no funcionan, de acuerdo con un análisis que llevaron a cabo desde 2016 y el que se realizará de nuevo en este año.

Gabriel Székely indicó que otro incidente que le preocupa a la industria es el vandalismo y robo a la infraestructura como baterías y cables, en donde incluso, cuando se realiza mantenimiento en las instalaciones, detectan la falta de otro tipo de equipos que afectan la calidad de los servicios.

“El tema de inseguridad es de una enorme preocupación, y como sociedad algo tenemos que hacer. Y el ángulo que le preocupa a las empresas es sobre las inversiones que queremos hacer y los usuarios sufren las consecuencias de esto”, sostuvo.

Por su parte el especialista en ciberseguridad, Ulises Mendoza, comentó que de acuerdo con análisis internacionales como la Unión Internacional de Telecomunicaciones, México pasó de “panzazo” 2017 dicho rubro.

“En una escala del cero a uno, en 2015 México obtuvo una calificación de 0.32, en 2017 tenemos 0.66, antes estábamos reprobados, ahora en 2017 pasamos de panzazo”, expresó.

Para aumentar la calificación, dijo que se requiere tener mayor conectividad, interoperabilidad y mejor infraestructura; “la estrategia nacional de ciberseguridad es un avance, pero partiendo de ésta debemos tener planes para lograr un México ciberseguro”, dijo.

Gabriel Székely adelantó que el próximo 15 de mayo presentarán ante los equipos de los candidatos presidenciales el documento “Ciudadanos y las telecomunicaciones en tránsito a la nueva economía digital”, que abarcará ejes como regulación, espectro e infraestructura.

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment