Erradicando la violencia usando tecnología en México

Compartir
Imprimir esta nota
CIUDAD DE MÉXICO.- Uno de los problemas que enfrenta México es la violencia de género, es decir, mujeres que sufren maltrato por parte de sus parejas, de acoso callejero y que llega a escalar al feminicidio.

El científico de datos Juan Ramón Vallarta confió en que esta situación puede combatirse usando tecnología ya disponible en el país, como el aprendizaje de máquina y el análisis de datos.

Nuestro problema es que 60 por ciento de las mujeres en México ha sufrido algún tipo de agresión, y de éste sólo 2.2 por ciento ha reportado o buscado ayuda en una institución”, comentó.

A lo que se añade que 88 por ciento de las mujeres no habla del problema y no busca ayuda, en particular por miedo a represalias.

Para demostrar cómo la tecnología puede ayudar, el especialista utilizó la base de datos generada por la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y le aplicó una serie de algoritmos para centrarse en la violencia de pareja.

Tras elegir las variables necesarias y procesar la información, encontró, con una efectividad de 75 por ciento, que las mujeres que suelen ser atacadas por su pareja suelen tener su primer encuentro sexual a una edad menor a los 18 años, tienen un estatus socioeconómico bajo, están en una unión libre y los estados donde más ocurre son Chihuahua, Baja California y Colima.

De momento, indicó que esos resultados son cuestionables, porque contó con una base de datos en cierto modo sesgada, ya que se censó a cerca de cuatro mil mujeres mayores de 15 años en cada estado, a pesar de que en algunos el monto de población es mayor, y una buena parte de ellas puede mentir.

Sin embargo, no duda que se pueda realizar un análisis más completo y efectivo, en el que se integren los datos recolectados por la institución en 2003, 2006, 2011 y 2016 o, bien, que se realicen nuevas encuestas más precisas.

Lo que queremos es encontrar maneras de identificar posibles casos de violencia, y para eso aplicamos un algoritmo para ser capaces de predecir casos de agresión”, dijo.

Y es que una vez que se tengan resultados más precisos, sería posible crear test o pruebas que utilicen los encargados de servicio social para identificar posible violencia de pareja, aunque la afectada no quiera aceptarlo. De esta manera, sabrían cómo actuar para ayudarla y, de ser necesario, darle el tratamiento adecuado.

Vallarta comentó que incluso sería posible desarrollar una aplicación o página web con un cuestionario que ayude a los profesionales, o hasta a las mismas mujeres, a determinar si se vive violencia de pareja, ya que muchas veces éstas no lo detectan y lo ven como algo normal.

Indicó que su siguiente paso es realizar un artículo científico sobre esta opción para impulsar el tema y, ya teniendo tanto la metodología como la evidencia, acercarse a las autoridades para su aplicación.

Tengo experiencia en otro proyecto sobre migración, y no nos hicieron caso. Espero en este sea diferente”, dijo.

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment