CONTEXTO POLÍTICO Por: Guillermo Ramos Murillo

Compartir
Imprimir esta nota
  • Manuel Huerta y sus caprichos dañan a MORENA
  • Polo Crivelli sigue mal gobernando en Yanga

 

Por: Guillermo Ramos Murillo

*** SIN UNA TRAYECTORIA política relevante y sin la menor sensibilidad política para tratar de resolver los problemas hacia el interior del partido MORENA, su “dirigente” estatal Manuel Huerta Ladrón de Guevara sigue causando graves problemas a este instituto político, lamentablemente protegido por AMLO desde la capital del país.

Autoritario, soberbio y en ocasiones queriendo regañar a la militancia como si fueran sus hijos, Huerta Ladrón de Guevara será nuevamente el responsable de los fracasos que tenga el partido con la designación de candidatos a diputados federales y locales de manera caprichosa o a su conveniencia.

Al menos en el distrito de Córdoba mucho se comenta, pero nadie lo dice de manera abierta por temor a represalias que el representante de MORENA en Veracruz quiere seguir mangoneando las designaciones y es por ello que hasta el momento no han salido los candidatos, a diferencia de otros partidos en donde ya hay abanderados de manera oficial.

Todos se encuentran sorprendidos pero al mismo tiempo muy molestos ya que desconocen del porqué ante muchos señalamientos en contra de Manuel Huerta que incluso ya tiene conocimiento AMLO, lo siguen sosteniendo en ese cargo y en su lugar, darle paso a un joven con capacidad y visión política.

Y es que como Manuel Huerta no conoce la vergüenza ni mucho menos la dignidad, ahí seguirá viviendo de las cuotas, dañando a un partido político fuerte que va en ascenso en muchos estados, menos en Veracruz por culpa de este soberbio y negligente lidercillo.

*** Y QUIEN SIGUE llevando a cabo un mal gobierno es Apolinar Crivelli Díaz en el municipio de Yanga, quien no ha cumplido una sola promesa de campaña y a todos les echa la culpa para lavarse las manos como Poncio Pilatos.

En su campaña cuando anduvo engatusando a la gente para que votara por él, juró y perjuró que lo primero que iba a ser en caso de ganar la alcaldía, era vender las patrullas que compró el nefasto antecesor priísta Gerson Morales Villanos y nunca lo ha hecho.

Ahora se queja de que no hay refacciones, que su mantenimiento es caro y el presupuesto no alcanza para repararlas, pero la nómina sí le alcanza para pagarle sus jugosos salarios a sus amigochos que trajo del estado de Puebla a trabajar o a sus compañeritos de la Hispano de Córdoba.

Polo Crivelli actúa de manera irracional y con estas actitudes prácticamente da a entender que en el municipio de Yanga no hay gente capaz ni mano de obra calificada para atender a la gente que votó por él.

Ni modo, una vez más queda comprobado que cada pueblo tiene el gobierno que se merece.

Cel: 228 317 0735

Email: comentarios36@gmail.com

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment