Si Robles hizo trampa nosotros mismos la denunciaremos, asegura el PRI

Compartir
Imprimir esta nota

Pide a partidos de oposición que no especulen ni la sacrifiquen antes; todo el peso de la ley si hubo faltas, sostienen los legisladores del PRI.

VÍCTOR CHÁVEZ 

Legisladores del PRI de la Comisión de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación en la Cámara de Diputados pidieron a los partidos de oposición no especular ni adelantarse a sacrificar a Rosario Robles, sólo por coyunturas políticas y electorales.

“Falta que la titular de la Sedatu y exsecretaria de la Sedesol responda por sus actos y que aclare las observaciones. De resultar culpable o de haber hecho trampa, nosotros mismos lo denunciaremos”, aseguró el priista Enrique Rojas Orozco, secretario de dicha Comisión.

“No nos adelantemos por coyunturas políticas y electorales, esperemos los tiempos de solventación de las observaciones. Si no son debidamente aclarados, nosotros mismos señalaremos públicamente a todos los entes públicos que serán sancionados; es nuestro deber, pero que no juzguen antes de tiempo, porque nadie tiene la información exacta para poder afirmar que hubo un daño al erario ”, insistió.

“En su momento exigiremos que pague quien tenga que pagar, y que se le aplique todo el peso de la ley”, remarcó.

La también diputada priista Ruth Noemí Tiscareño Agoitia, otra de las secretarias de la misma Comisión de Vigilancia de la ASF, sostuvo que “el PRI no justifica, no protegerá ni solapará a nadie; no especulemos, no hay resultados definitivos”.

“Los diputados del PRI de la Comisión de Vigilancia de la ASF les anunciamos que hemos decidido que se denunciará a los entes que hayan cometido trampa, porque estamos trabajando para combatir la corrupción”, expuso.

La legisladora explicó que con la entrega de los informes de la Auditoría se inicia el proceso para la solventación de las observaciones y después corre un plazo de 10 días para informar a los entes auditados de las observaciones que tengan. Posteriormente, las dependencias tienen un periodo de 30 días para atender dichas observaciones y, ya concluido el término, la ASF tiene 120 días más para dar su resolución.

Es por ello, dijo, que “todas estas observaciones todavía no han quedado en firme como un desvío, una falta administrativa o que pueda terminar en una falta con la que se pueda iniciar un proceso penal”.

Agregó que la revisión de la cuenta pública es eminentemente técnico y no político, por ello, hizo un llamado a quienes buscan sacar ventajas políticas de un primer informe, para que se dé tiempo para el proceso de solventación y revisión correspondiente de acuerdo con los plazos legales señalados.

Ambos legisladores insistieron en “aplicar todo el rigor de la ley a quienes eventualmente hayan hecho uso indebido de recursos públicos, pero una vez que se concluya el proceso de fiscalización de la Cuenta Pública de 2016”.

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment