Atlas le pone freno de mano a La Máquina

CIUDAD DE MÉXICO.- El trabajo con Rubén Omar Romano se notó. El funcionamiento del Atlas se reflejó en el marcador frente al Cruz Azul, que vio cómo los Rojinegros le quitaron el invicto pese a ir adelante con un gol tempranero, pero el doblete de Stiven Barreiro le dio la primera victoria del torneo a los Zorros.

Aún sin cumplirse el minuto dos, Carlos Fierro puso adelante a La Máquina, pero antes del descanso llegó el primero de Barreiro, quien repitió al minuto 71 para que los locales terminaran con los resultados adversos y sumaran de a tres.

Parecía que todo sería fiesta para Jesús Corona por cumplir 500 partidos en Primera División, pero al Atlas, club que lo vio nacer, poco le importó el festejo.

Parecía que La Máquina se llevaría buenos dividendos del estadio Jalisco. Apenas en el primer suspiro, Carlos Fierro se estrenó como cementero con un cabezazo, quien le cambió la dirección al esférico a segundo poste, haciendo imposible la estirada de Cristopher Toselli.

El conjunto dirigido por Pedro Caixinha se mostró más vertical y quiso ampliar la ventaja, pero tanto Fierro como Felipe Mora desaprovecharonlas oportunidades que crearon gracias a la displicencia de los de Jalisco. Hay un dicho en el futbol que marca.

«El que perdona, pierde» y así pasó. En la última jugada de los primeros 45 minutos, Stiven Barreiro no quiso irse al vestidor sin gritar la anotación del empate. Fue en un balón parado cobrado por Alexi Gómez, el colombiano se levantó por encima de todos para vencer a Jesús Corona, que reaccionó muy tarde.

Para el segundo episodio todo se le complicó a Cruz Azul. Con la salida de Felipe Mora y la expulsión de Rafael Baca perdieron profundidad y peligro en el área.

Al minuto 70 ocurrió lo esperado y los pupilos de Rubén Omar Romano le dieron la voltereta al marcador. Nuevamente Barreiro se encontró con la redonda y la prendió con un zurdazo raso que fue imposible para Corona.

Aún con uno menos, Cruz Azul pudo generar un par de llegadas más con Cauteruccio y Peña, recién ingresados, pero la desventaja numérica terminó pesando de más. Por si algo faltaba, casi en el tiempo añadido, Adrián Aldrete se fue expulsando, dejando con nueve a su equipo, ventaja que Atlas desaprovechó en la última jugada, donde en un contraataque de cuatro contra uno dejaron ir el tercero.

Atlas no sólo da un enorme respiro tras su primera victoria del torneo, sino que además se alejan a 14 puntos de Veracruz en la tabla de descenso. Las alarmas comienzan a encenderse en Cruz Azul, donde Pedro Caixinhaapenas ha ganado un partido desde que llegó al banquillo.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario