Fría recepción a las Águilas en sede del SB

MINNEAPOLIS.- La llegada de los seguidores de las Águilas de Filadelfia a Minneapolis-St.Paul, donde disputarán el próximo 4 de febrero el Super Bowl LII ante los Patriotas de Nueva Inglaterra, no ha sido la mejor que se podían esperar por parte de los residentes locales.

Después que las Águilas eliminaron en el Juego de Campeonato de la NFC a los Vikingos de Minnesota, sus seguidores no ven con buenos ojos a la franquicia de Filadelfia y se han propuesto hacerle su estancia de lo menos agradable.

En lo que sólo podría interpretarse como una venganza por la derrota de su equipo y a la experiencia negativa que varios aficionados de los Vikingos vivieron en Filadelfia, restaurantes del área sede del Super Bowl LIIcomenzaron a negar reservaciones a jugadores de Filadelfia los días previos al gran partido.

Esa ha sido, al menos, como describió el safety Chris Maragos en un mensaje en su cuenta de Twitter, al verse sorprendido por no encontrar un restaurante al cual ir a cenar durante su estancia en Minneapolis.

He llamado a tres restaurantes en Minneapolis para hacer una reserva para mí y mis compañeros y no puedo conseguirla. Bien jugado, aficionados de Minnesota. Bien jugado”, tuiteó Maragos.

SEGURIDAD A TOPE

A días de la celebración del Super Bowl LII, la seguridad en torneo al U.S. Bank Stadium, y en toda la ciudad de Minneapolis se ha incrementado.

Y uno de los objetivos primarios, es vigilar el jersey del QB de Patriotas, Tom Brady.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario