Aunque Yunes prometió indagar a familiares de Karime Macías, su hijo los promueve para diputados federales

Compartir

DE PROCESO

XALAPA, Ver. (apro).- Eduardo Sánchez Macías -primo de Karime Macías, esposa del priista Javier Duarte- es la carta de presentación para la diputación federal de Movimiento Ciudadano para la coalición Veracruz al Frente.

Aunque el gobernador Miguel Ángel Yunes se comprometió hace trece meses (3 de diciembre del 2016) a investigar a los familiares de Karime Macías (Antonio Macías Yasegey, Eduardo Sánchez Macías y Francisco Macías), que como empresarios periodísticos obtuvieron contratos por más de 200 millones de pesos, su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, precandidato panista a la gubernatura, avaló las aspiraciones de Sánchez Macías, quien ha militado en el PRI, Nueva Alianza, PVEM y ahora en Movimiento Ciudadano, en donde busca una curul para obtener fuero constitucional.

En la reunión de salutación entre Yunes Márquez y el primo de Karime Macías, Eduardo Sánchez, también se encontraba el político “duartista”, Ernesto Callejas Briones, quien además de haber militado en el PRI, también lo ha hecho en el PAN y en Nueva Alianza.

La familia Macías administra los periódicos “El Martinense”, “El Heraldo de Xalapa”, “El Heraldo de Coatzacoalcos” y “El Heraldo de Veracruz”, todos ellos famosos porque obtuvieron jugosos convenios publicitarios en el sexenio pasado y tenían como consigna llevar siempre acciones gubernamentales de Javier Duarte a ocho columnas, el propio gobernador, Miguel Ángel Yunes bautizó a “Los Heraldos” como “periódicos basura”.

Hoy, su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez llamó en Martínez de la Torre “amigo” a Eduardo Sánchez, a quien le auguro “éxito y triunfo” en la búsqueda de la diputación federal por la coalición Veracruz al Frente.

En la militancia del PAN y PRD existe molestia porque en los acuerdos de la coalición “Veracruz al frente” a Movimiento Ciudadano le asignaron 12 distritos, 7 para las diputaciones locales y 5 para las curules federales, siendo que electoralmente no garantizan más de 50 mil votos, mientras que el PAN tiene un voto duro que fluctúa entre 900 mil y un millón de votos, dependiendo la jornada electoral.

 

Compartir

Noticias relacionadas

Leave a Comment