Logra Héctor Yunes financiamiento para impulsar la producción de tomate

* Producirán 50 toneladas a la semana para el mercado internacional

* Actualmente genera 140 empleos directos y llegará a los 200

Tomatlán, 5 de noviembre de 2017.- En el lugar de los tomates, Tomatlán, un grupo de pequeños productores, apoyados por el Senador Héctor Yunes, se propusieron lo que parecía imposible. Desafiaron el cultivo tradicional de la caña de azúcar y el café cereza para emprender el proyecto de producción de tomate más importante del estado.

Con el apoyo de la Financiera Nacional de Desarrollo, el senador veracruzano gestionó el financiamiento para el proyecto que hoy ocupa una superficie de 10 hectáreas de invernadero, donde se producen más de 50 toneladas de tomate saladet cada semana. Actualmente, este proyecto da empleo directo a más de 140 familias de este municipio y en breve alcanzará las 200 familias.

Acompañado de los integrantes de la sociedad de producción rural fundada apenas hace 6 años, el senador veracruzano recorrió este fin de semana las instalaciones de lo que es el nuevo invernadero. “Hemos querido buscar una alternativa al cultivo tradicional de caña y café, en los que sólo podíamos hacer una cosecha al año. Hoy estamos trabajando todos los días, sin importar el clima o la temporada”, explicó Gerardo García Mazón, socio y jefe de producción de la empresa Agroproductores Hortícolas en Invernadero de Veracruz (Agrohinver).

Héctor Yunes dijo que el vínculo con la Financiera Nacional de Desarrollo ha permitido crear un modelo de negocio exitoso, donde los productores, los trabajadores y todos quienes están vinculados a este proyecto son veracruzanos. “Este es un ejemplo que la pobreza no está en el campo, sino que en el campo está las oportunidad de arraigarse con trabajo bien remunerado”.

Lo que empezó como un pequeño módulo de escasos 200 metros cuadrados de superficie, hoy constituye un modelo de producción y negocio que alberga temporalmente a estudiantes de la Universidad de Chapingo y a productores de Panamá que desean replicar este proyecto en su país. “Los estudiantes vienen a hacer sus prácticas aquí desde hace seis años. Para ellos es una experiencia muy formativa y a nosotros nos permite mantenernos actualizados en la tecnología y producción de nuestro producto, con mano de obra especializada”, explicó García Mazón.

Durante el recorrido, el legislador veracruzano conoció la forma en que esta sociedad de producción rural establece un sistema que ayuda y se beneficia de la naturaleza. A través de la captación de agua de lluvia se abastece una olla artificial con capacidad de 10 millones de litros de agua, suficiente para dar servicio por un mes completo a las miles de plantas. Con la tecnificación del invernadero, el riego ya no se hace de manera manual sino que es el propio sistema por computadora el que establece de manera automática la cantidad y el tiempo de riego del agua con sus nutrientes.

Según explica García Monzón, la nueva tecnología adquirida les permite planificar un crecimiento de hasta 10 hectáreas más. Debido a que toda la producción actual ya está comprometida, el siguiente paso es la ampliación de la superficie del invernadero y hacer el registro de una marca propia que les permita fortalecer su presencia en el mercado nacional y de Estados Unidos, a donde actualmente se entrega el producto.

Héctor Yunes destacó que los productores veracruzanos se están fortaleciendo a partir de la diversificación de cultivos, pero sobre todo, de la inyección de financiamiento para lograr una tecnificación que les permita competir a nivel nacional y buscar ingresar al mercado internacional. “No es fácil encontrar modelos de negocios que apliquen prácticas de valor de manera exitosa. Intervienen muchos factores, pero que en Tomatlán hayamos impulsado un proyecto de estas características nos da confianza en que podemos revertir el abandono que sufre el campo veracruzano”.

Related posts

Leave a Comment